Buscador y descarga de Torrents, Pablo Soto contraataca

Nuevo buscador y descarga de Torrents de Pablo Soto

En los últimos meses, las actuaciones conjuntas de los legisladores, las autoridades, y los buscadores de Internet, han puesto las cosas más difíciles a los que descargan música, videojuegos y películas de la Red.

Pero eso no impide que surjan nuevas iniciativas que tienen como objetivo principal la descarga de ficheros, sin que eso implique que el contenido sea ilegal.

Es el caso del nuevo proyecto de Pablo Soto, el programador de portales y servicios de descarga de ficheros P2P, que hace un par de años se hizo famoso al ganar un juicio a las discográficas, que le demandaron por una cantidad cercana a los 13 millones de euros.

Fue absuelto porque la Justicia concluyó que las herramientas son neutras y lo que se descarga depende del usuario, y no del software.

Ahora, dos años después, Pablo Soto vuelve a la carga con un nuevo ecosistema de descarga de Torrents, "a prueba de cierres", según sus propias palabras. Ya lleva algún tiempo en pruebas, pero ahora se ha hecho oficial.

Su propuesta se compone de tres plataformas.

Por un lado, está el buscador de Torrents, llamado Torrents.fm, que ya indexa más de 30 millones de Torrents:

Buscador Torrents

 

Por otro, el software para descargar y compartir ficheros a través de Torrents, llamado Torrents Downloader:

Descargar Torrents

 

 

Finalmente, dispone de una web de noticias relacionadas con descargas llamada Torrents.com.

Curiosamente, el buscador de Torrents está basado en foofind, un buscador de código abierto financiado por el Ministerio de Industria, a través del Plan Avanza 2.

¿Conoces PirateBrowser, el navegador pensado para descargar Torrents?

Ciertamente, esta nueva plataforma de Pablo Soto, a priori, parece hecha "a prueba de cierres", pero no de una forma retorcida, o buscando los agujeros de la legislación, sino porque sencillamente se adapta a las normativas actuales.

Así, por ejemplo, el buscador de Torrents no analiza si las descargas son legales o no, e indexa todas las que encuentra, pero si recibe alguna reclamación de los poseedores a los derechos, elimina el enlace. Según el propio Pablo Soto, ya han recibido más de 50.000 peticiones de eliminación de enlaces, que han atendido.

Parece que esta vez, ha decidido jugar limpio. Veremos que tal funciona esta nueva propuesta.

Fuente: El Mundo.