La Casa Blanca se enfada con Samsung por utilizar a Obama

David Ortiz, bateador del equipo de béisbol Boston Red Sox, ha negado que el selfie que se tomó con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, fuese parte de una campaña de marketing.

En una entrevista del bateador al Boston Globe se le preguntó si Samsung le había pagado más dinero por hacerse un selfie con el presidente, a lo que éste respondió: "De ninguna manera, hombre. Yo no entiendo de donde viene eso".

El jugador de Boston explicó que se sintió motivado al selfie, cuando vio a los fotógrafos en el momento de entregar la camiseta 44 al Presidente Obama. "Debo tomar una foto con mi teléfono mientras tenga la oportunidad", afirmó Ortiz, y reiteró "no tuvo nada que ver con ningún acuerdo. No te dan la oportunidad de conseguir una foto con el Presidente todos los días. Eso es una vez en la vida. . . ocurrió y se lo agradezco. Es un honor para nosotros pasar un rato con él".

Después del fiasco con el famoso selfie de Ellen DeGeneres en los Oscar, que resultó ser una campaña de marketing de Samsung para promocionar el Galaxy Note, saltaron las alarmas en cuanto Samsung retwitteó la foto.

Ninguno de los medios que se hacían eco de la noticia parecía dudar de que se había utilizado al Presidente Obama para beneficio de Samsung, pero la confirmación llegó con las declaraciones al The Boston Globe que "Nos quedamos encantados de ver el especial momento histórico de David Ortiz capturado con su Galaxy Note 3, durante su visita a la Casa Blanca. Fue un honor ayudar a capturar un momento tan increíble y genuino de alegría y emoción. Similar al selfie que Ellen fue capaz de capturar durante los Oscars, esta fue una oportunidad para David de compartir el momento increíble con sus fans".

Por supuesto, a la Casa Blanca no le ha hecho nignuna gracia esta situación, y de una manera sutil, por lo menos de cara al público, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo: "Por regla general, la Casa Blanca se opone a los intentos de utilizar la imagen del Presidente para fines comerciales Y ciertamente se opone en este caso."

En cuanto a Ortiz,  dijo al Boston Globe que el selfie fue idea suya y sólo suya, pero, por el contrario, un portavoz de Samsung había asegurado al Globe antes que "Cuando nos enteramos de la visita a la Casa Blanca, se trabajó con David y el equipo sobre la forma de compartir imágenes con los fans. Nosotros lo hicimos saber lo que él sería capaz de capturar con su dispositivo Note 3".