Change.org ofrece los datos de los firmantes a las ONGs

change.org vende datos

De piedra nos quedamos al leer ayer que una plataforma como Change.org vende el teléfono de sus firmantes, así como sus correos electrónicos, a las ONGs. ¿Es Change.org un lobo con piel de cordero? ¿Es Change.org el Facebook o Google de las recogidas de firmas online? Albert Medrán, director de comunicación de Change.org en España nos escribe, a raíz de la publicación del artículo. Te ofrecemos también la visión de la compañía.

“Tú llegas y les dices que tienes por ejemplo 50.000 euros para una campaña. Ellos la difunden, y luego te pasan los datos de los firmantes. A cambio te cobran 1.5 euros por correo electrónico y 6 euros por teléfono. Los precios varían dependiendo del contrato firmado con ellos”. Éstas eran las explicaciones que ha facilitado a la fuente de la noticia alguien que conocería de primera mano cómo funcionan los entresijos de la plataforma para promover el cambio, ya que formaría parte de una organización.

El artilugio que estaría empleando la plataforma de recogida de firmas para causas “justas” sería la de dejar seleccionada una casilla de verificación que daría permiso a change.org para compartir los datos de sus firmantes con las organizaciones y, en definitiva, con terceros. La mayoría de usuarios dejaría marcada la casilla sin percatarse de lo que realmente esconde.

El periódico online resalta la existencia de una campaña en vigor, llamada “Urgente: mujeres y niños refugiados necesitan tu ayuda”, en la que se puede comprobar, sin ir más lejos, la existencia de la casilla preseleccionada y donde se ceden a la plataforma los datos privados del usuario.

El motivo detrás de la venta de estos datos a ONGs no es otro más que permitir que éstas puedan a posteriori contactar con el usuario para que colabore con ellas económicamente. Se trata del público idóneo para estas ONGs, ya que está sensibilizado con la causa y será mucho más fácil de convencer que cualquier otro para que haga su donación. Es por ello que los precios que se manejan por la compra de los datos es tan elevada: 1.50 € por cada dirección de correo y 6 € por teléfono.

¡Vaya negocio! No es de extrañar que la compañía tiene 18 delegaciones y da trabajo a más de 300 empleados en todo el mundo.

Trece mil pelirrojos protestan contra Apple, y adivina dónde lo hacen

¿Es, la utilizada por Change.org, una artimaña sucia y rastrera o responde, simplemente, a los objetivos de esta compañía, como el de otras tantas en la Red: obtener beneficios?

¿Es más grave lo que hace Change.org, por el hecho de ser una plataforma para obtener firmas, que lo que hace Facebook, Google o cualquier otra compañía que utiliza los datos proporcionados por sus usuarios con fines publicitarios?

Ustedes opinen, el debate está servido.

email, íntegro, de Albert Medrán, director de comunicación de Change.org en España:

Change.org es una plataforma abierta y gratuita para que las personas puedan generar cambios. Nuestra misión es esa: la de empoderamiento. Empoderar a las personas a generar los cambios que quieren ver. Eso es lo que hacemos, nada más. 

Y sí, somos una empresa. Una empresa social. (...) Siempre lo hemos explicado, en todas las entrevistas que nos han hecho en los últimos 4 años. Siempre ha estado en la web. La información siempre ha sido publica y transparente. 

¿Y qué es eso de una empresa social? Muy sencillo: para poder mantener una plataforma gratuita que da servicio a más de 100 millones de personas y que ayuda a generar grandes cambios positivos en el mundo, necesitamos un modelo de sostenibilidad. 

Un modelo basado en publicidad. Y todos los ingresos que se obtienen se reinvierten en la plataforma para que pueda ser cada vez mejor, más abierta y sobretodo siga siendo gratis para todo. 

Entiendo el revuelo causado por el artículo, especialmente si se omite la parte que nos hace diferentes al resto de compañías. No somos una empresa en bolsa como Facebook, Google o Twitter. Nuestro modelo es distinto. Es el de una empresa social que reinvierte todo en su misión y cuya misión guía el trabajo de todos. 

Entiendo que es algo muy nuevo, que apenas la gente puede concebir que existan empresas así, pero estamos muy orgullosos de tener un modelo que nos permite dar servicio a los que más lo necesitan y menos poder tienen y poder mantener la plataforma abierta y gratuita a todos.

Te agradecería que hicieras constar nuestra visión en tu artículo y que vuestros lectores puedan ver la imagen completa de lo que ocurre. No solo una parte.

[Fuente: Vozpópuli]