China bloquea el acceso a Google

China bloquea el acceso a Google

Coincidiendo con la celebración del XVIII Congreso del Partido Comunista, el gobierno de China ha bloqueado el acceso a Google para todos sus ciudadanos. No es la primera vez que el país censura el acceso a servicios online, entre los que Google ya se ha encontrado en alguna ocasión, pero en esta ocasión la medida ha sido mucho más intensa que con anterioridad. En este momento, la población del país no puede acceder, no sólo al buscador, tampoco a Gmail, Google Drive, Google Maps, Analytics y otros muchos servicios online de la empresa de California.

Según el portal tecnológico The Next Web, relaciones públicas de Google han confirmado que no es posible acceder a Google en China y que no tiene nada que ver con problemas técnicos ni con alguna medida llevada a cabo por la empresa del buscador. Por su parte, y como cabría esperar, el gobierno chino todavía no ha comunicado nada al respecto, ni cabe esperar que lo haga. La única duda que surge al respecto es si se tratará de una medida temporal, relacionada con la celebración estos días del Congreso del Partido Comunista o, por el contrario, habrá sido planteada como una medida a largo plazo. Resulta, en cualquier caso, paradójico que esta medida se haya adoptado, precisamente, durante la celebración del que muchos habían calificado como el congreso del cambio, del que se supone que saldría un gobierno menos corrupto, más transparente y menos dado, precisamente, a la censura.

A diferencia de otras ocasiones, en la que el bloqueo se ha limitado a algunos servicios, o a algunos resultados de las búsquedas, en esta ocasión el bloqueo de Google en China parece mucho más amplio y, además, también impide emplear algunas medidas que, en otras ocasiones, han servido para burlar la censura. Tal es el caso de emplear un DNS (servidor de nombres de dominio, los sistemas que se encargan de dirigir el tráfico de Internet) ubicado fuera del país, sistema que ha funcionado en otras ocasiones, pero que parece no estar haciéndolo ahora.

De momento, parece que sí que funcionan otras medidas, como emplear redes VPN, que conectan el ordenador a otro equipo fuera del país, y emplean éste para poder navegar libremente por Internet (así es como funcionan servicios de navegación anónima como Tor). Sin embargo, hay señales que apuntan a que el gobierno de China estaría buscando algún sistema para bloquear también dicha posibilidad.

En pruebas relaciadas utilizaando el servicio web Great Firewall of China, que permite comprobar a qué páginas se puede acceder desde el país, hemos comprobado si es posible acceder a los principales servicios de Google y, en todos los casos, el resultado ha sido negativo:

Sin duda, se trata de una medida de aislamiento en toda regla, ya que el bloqueo de Google en China deja a la inmensa mayoría de la población del país sin acceso a algunos de los servicios de información y comunicación más empleados del mundo. Sólo cabe esperar para comprobar si se trata de una medida temporal, coincidente con la celebración del Congreso o, por el contrario, se prolongará en el tiempo, sumiendo al país en una más que preocupante desconexión con el resto del mundo.