Claves para evitar el Spam en nuestra bandeja de entrada

spam correo electrónico

Cada día, cuando abrimos nuestro correo electrónico, es habitual encontrarnos con una cantidad variable de spam llenando nuestra bandeja de entrada. Más allá de las molestias que puedan causar estos mails o el tiempo que se pueda perder diariamente al tener que eliminarlos, el spam puede acarrear otro tipo de problemas en los que poca gente se para a pensar.

Los ciberdelincuentes aprovechan este sistema como vía de transmisión de malware y suelen incluir archivos adjuntos o enlaces a webs maliciosos que pueden sentar las bases para un eventual ataque phishing o que introducen un código malicioso en el dispositivo del usuario.

Todo ello supone que desde que estos mails entran en la bandeja de entrada del correo ya son un riesgo potencial y se convierten en una ventana abierta a troyanos bancarios. Por cierto, hablando de los correos de vuestra bandeja de entrada, os dejamos otro pequeño truco para cancelar un envío.

Las técnicas usadas por los ciberdelincuentes están en constante evolución. Los analistas de Kaspersky han descubierto que, últimamente, el Spam de nuestra bandeja de entrada se enmascara tras documentos financieros como notificaciones de multas, alertas de pagos vencidos o confirmaciones de transferencias bancarias. También se esconden tras mensajes de organizaciones gubernamentales, compañías aéreas, reservas de viajes… se estima que el porcentaje de spam en el tráfico de correo es de más del 50% del total.

Este fue el caso del email de correos falso que secuestraba su ordenador

Teniendo esto en cuenta, y considerando el nivel de destreza de los estafadores, es fundamental que la tecnología sea capaz de combatir esta amenaza. Con la ayuda de Kaspersky vamos a dejaros una serie de consejos para mantener limpia la bandeja de entrada:

  • Contar con dos cuentas de correo diferentes: una pública, de uso más extendido, y otra secreta desde la que se escriba únicamente a personas conocidas.
  • Usar diferentes credenciales y contraseñas. Estas no sólo ayudan a luchar contra el spam sino que evitan problemas si se sufre una brecha de seguridad o una infección en el correo.
  • No usar nuestro correo privado para registrarse en ningún sitio web.
  • Cuidado con los servicios de suscrios de suscripción a newsletter. Hay páginas que pueden aprovecharse. No nosotros, pero páginas. 
  • Si tienes que pasar tu correo a través de un chat, un foro o algo similar... la técnica más vieja del mundo: correo_de_ejemplo(arroba) gmail.com
  • Si tu cuenta está en Gmail, es más fácil. Google se está volviendo muy listo reconociendo el Spam, y al marcar los correos como tal, acabará por aprender cómo mandarlo directamente a la bandeja de correo no deseado.