Skip to main content

Cómo controlar el uso que hace tu hijo del móvil de forma remota

Control parental para móviles Forcefield

24/02/2017 - 11:32

Nace Forcefield, el nuevo servicio de control parental que quiere terminar con el mal uso de los móviles en los más pequeños a través de un dispositivo de control remoto.

Evitar que los más pequeños visiten webs que no deberían resulta un trabajo complejo para padres; supervisar físicamente lo que sus hijos ven en internet es prácticamente imposible.

Para atajar este problema se ha lanzado Forcefield, un nuevo servicio de control parental para móviles que quiere acabar con las webs poco recomendables que se puede encontrar un menor en Internet.

A través de una serie de herramientas de control remoto podrás vigilar el móvil de tu hijo y bloquear las páginas que consideres no adecuadas. Para ello introduce la función de Búsqueda Segura, que ofrece resultados de búsqueda completos y filtra los sitios web según los parámetros que decidas.

Este nuevo servicio facilita la búsqueda ofreciendo una biblioteca con más de cien aplicaciones y páginas web que los editores han seleccionado como aptas para su uso por menores, no sólo por su seguridad sino también por su calidad y valor educativo. Con esta carpeta se proporciona un contenido optimizado y mejorado en el dispositivo de tu hijo.

Forcefield también ofrece la posibilidad de controlar las aplicaciones, informándote de las que tiene instaladas y enviándote un aviso cuando se descargue otras nuevas. Además, los padres podrán crear un horario de cierre de apps con el que, a las horas determinadas no se podrán abrir y las que estén en funcionamiento se cerrarán automáticamente, evitando que los niños se queden despiertos hasta las tantas usando Twitter o Instagram.

Los mejores juguetes para niños

Las redes sociales no se quedan fuera del alcance de este servicio: cada vez que tu hijo publique una fotografía o un vídeo en cualquiera de ellas, te llegará una copia para que estés al tanto de lo que comparte.

Actualmente la app de control parental Forcefield sólo puede usarse con dispositivos Apple y tiene un precio de 8,95 dólares al mes, aunque puede probarse gratis durante 30 días.

Que los niños naveguen por Internet está dejando de ser una angustia para padres preocupados; las desventajas de las nuevas tecnologías se podrán mantener alejadas del alcance de menores gracias a proyectos como este que velan por la seguridad en la red de futuras generaciones

Ver ahora: