Skip to main content

Cómo crear tu tienda online en cuatro pasos

Cuatro pasos para crear tu tienda online

16/12/2015 - 15:46

Con una facturación de 16.000 millones de euros anuales, el comercio electrónico en España creció un 11.3% el año pasado. Cerca de 20 millones de personas, casi la mitad de la población, han realizado alguna compra online durante 2015.

Crear tu propia tienda online ha dejado de ser un complemento al negocio tradicional, para convertirse en una obligación. Más de 100.000 comercios españoles que ya tienen "sucursal" en Internet, así lo han entendido.

Lo cierto es que gracias a las herramientas de autopublicación cada vez resulta más sencillo y barato crear una tienda online, incluso a nivel de autónomo o particular, sin ningún tipo de conocimiento previo. Por menos de 25€ al mes puedes poner tu negocio en Internet. Pero exige unos requisitos en el diseño, la seguridad de los pagos y la promoción, que conviene conocer.

SiteGround.es, una empresa internacional especializada en hosting de páginas web y comercio electrónico, explica en una infografía los cuatro requisitos imprescindibles para crear tu propia tienda online de forma segura y con posibilidades de éxito.

Cómo crear tu tienda online en cuatro pasos

Requisitos para montar una tienda online

Hoy en día no es necesario ningún conocimiento de programación para diseñar una tienda online de aspecto profesional, completamente segura en los pagos y en la gestión de los datos críticos de los clientes. Pero hay que tomar una serie de decisiones antes de embarcarse en el proyecto.

¿Qué herramienta de creación elegir?

Cómo crear tu tienda online en cuatro pasos

La primera decisión es elegir la herramienta de creación de tiendas online, llamada popularmente shoping cart. Existen muchas diferentes, tanto de código abierto como propietario.

Las soluciones de código abierto son las más usadas porque las tiendas creadas con ellas se pueden transferir de un hosting a otro, y al ser desarrolladas por cientos, incluso miles de programadores, implementan nuevas herramientas de forma continua y corrigen los posibles bugs rápidamente.

La más conocida de todas es WooComerce, utilizada por más de un millón de tiendas en todo el mundo. Una de las razones de su éxito es que se trata de un complemento de WordPress, el gestor de páginas webs más popular del mundo. El 25% de las páginas webs que hay en Internet están diseñadas con WordPress. Al tratarse de un plug-in, WooComerce permite integrar fácilmente una tienda online dentro de una web ya diseñada con Wordpress.

Otras herramientas de creación de tiendas online en código abierto de gran éxito son OpenCart, Magento y PrestaShop. Cada una de ellas son utilizadas por entre el 5 y el 7% de las tiendas online que hay en el mundo. Más de 40.000 tiendas españolas han sido creadas con PrestaShop. Todas estas soluciones tienen la ventaja de que son gratuitas, aunque Magento dispone de una versión Pro.

El punto fuerte de Woocommerce es que obtienes webs con un excelente diseño, gracias a sus completas plantillas. Magento destaca por su gestión de grandes inventarios de productos.

Las soluciones propietarias (el código lo crea una empresa y le pertenece a ella) pueden ser más personalizables, pero cuestan dinero, no permiten cambiar de hosting (no te puedes llevar la tienda a otro servicio de alojamiento) y las mejoras y la corrección de bugs suele tardar más porque el equipo de desarrollo es más reducido que en un proyecto de código abierto.

La solución de código propietario más popular es Squarespace Commerce, usada por el 13.76% de los comercios online de todo el mundo. Shopify la emplean el 5.59% de las tiendas.

¿Cómo elegir el servicio de almacenamiento?

Cómo crear tu tienda online en cuatro pasos

Una vez seleccionada la herramienta de creación de la tienda, hay que elegir un hosting, es decir, un servicio que almacene la tienda y todo su contenido. Lo primero es asegurarse que es compatible con la herramienta de creación web. También es recomendable que el hosting ofrezca software auto instalable, especialmente si eres principiante. Con unos pocos clics puedes crear la tienda y ponerla en marcha automáticamente, sin ningún tipo de conocimiento en programación o diseño. También es importante que el hosting ofrezca servicio técnico especializado para la herramienta de tiendas online que uses, no sólo para el almacenamiento genérico. De esta forma podrá echarte una mano si surge algún problema al crear el comercio online.

En una tienda online la seguridad es crítica, porque no sólo manejas tus datos personales sino también los de tus clientes, y debes responder ante ellos. Tal como explicamos en nuestro artículo sobre los ciberataques a servidores, una página web recibe una media de 5.000 ataques al mes. El 99,99% son rechazados por el propio servicio de hosting y las medidas de protección, pero es importe usar un sistema de seguridad robusto en todo lo que tiene que ver con el registro de clientes y los pagos.

Lo primero que necesita una tienda online es un certificado SSL, que permite que los clientes se identifiquen de forma segura cuando entran a comprar, pues todos los datos se encriptan para que nadie pueda verlos. 

Si la tienda va a cobrar mediante tarjeta de crédito tipo VISA, MasterCard, etc, entonces la web debe superar una serie de requisitos de seguridad que se conocen con el nombre de PCI DSS. Puedes contratar el certificado SSL por tu cuenta y comprobar tu mismo que la tienda cumple la certificación PCI DSS, pero es más cómodo que el propio servicio de hosting se encargue de ello, para que no tengas que preocuparte de nada.

También es recomendable que el servicio de hosting te ofrezca una IP dedicada para tu tienda, pues el rendimiento será mejor y no compartirá los malos usos o los castigos que sufran otras webs alojadas en el mismo servidor.

¿Cómo recibir los pagos de las ventas?

Cómo crear tu tienda online en cuatro pasos

Por último, necesitas una cuenta de comerciante para recibir los pagos de tus clientes, y una pasarela de pago que se encargue de gestionarlos sin que tu tengas que almacenar los datos críticos de los clientes. Si no los tienes, nadie podrá robártelos...

Es importante que dicho servicio de pago se integre correctamente en tu tienda online. 2Checkout o PayPal son los más sencillos para empezar y muy compatibles, pero piden una comisión respetable. Cuando tu negocio tengan muchas ventas podrás negociar una comisión más baja o usar otros proveedores de pago que son rentables sólo cuando tu negocio es muy grande.

¿Cómo promociono mi tienda online?

Cómo crear tu tienda online en cuatro pasos

Una vez que hayas abierto tu tienda online, llega el momento de promocionarla. De nada sirve tener un comercio bien diseñado, seguro y con buenos productos, si nadie lo conoce.

A la hora de diseñar las secciones de la web y las fichas de los productos, SiteGround aconseja que el diseño sea SEO Friendly, es decir, pensado para que los buscadores como Google posicionen tu tienda en los primeros puestos de las búsquedas. Hay muchos trucos, como que los títulos de las secciones sean claros y describan sin rodeos el contenido, que cada página sea accesible a través de un enlace, y que dichos enlaces tengan nombres con palabras importantes que definan tu negocio. En este punto es recomendable leer algún libro sobre SEO o buscar el asesoramiento de un experto.

Otra opción es contratar publicidad online a través de servicios como Google Adwords, y usar plataformas de retargeting (AdRoll, Retargeter, Chango, etc). También es imprescindible crear perfiles de tu tienda en Twitter, Facebook, Instagram o YouTube, actualizándolos a menudo con noticias, ofertas y promociones, además de responder las dudas y opiniones de los visitantes de dichos perfiles.

Es una tarea más sencilla de lo que parece, y antes de que te des cuenta tendrás tu tienda online funcionando y recibiendo visitas de todos los lugares del mundo.

Ver ahora: