Cómo vender tus cosas o publicar tus libros en Amazon

Cómo vender tus productos en Amazon: artículos, libros, películas, DVDs, segunda mano, etc.

En los dos años que Amazon lleva en España, ha ido añadiendo nuevas funciones y propuestas, hasta el punto de que se ha convertido en un servicio integral que puede cubrir todas tus necesidades, menos las alimentarias. En su catálogo de millones de productos encontrarás, literalmente, de todo. Desde electrodomésticos a ropa, calzado, artículos para el hogar, tecnología, ebooks, apps, regalos, etc.

En Amazon tienes disponible una gran cantidad de productos para comprar... Pero además puedes vender. No sólo como tienda profesional, sino también como particular. Y no sólo productos nuevos. También usados.

Vende tus artículos en Amazon

Amazon abre una tienda de salud y cuidado personal

Además de vender objetos o artículos físicos, es posible comerciar con ebooks, manuales, ensayos, o documentos que hayas escrito tu.

Lo mejor de todo es que es gratis: sólo tienes que pagar una comisión cuando vendes tu producto.

Vamos a mostrarte cómo vender tus cosas en Amazon, así como las reglas y condiciones en cada uno de los casos.

NOTA: Todos los precios que vamos a mencionar en el artículo no incluyen el IVA.

* Vende como particular

La opción más básica para estrenarte como vendedor en Amazon, consiste en convertirte en Vendedor Individual. Sólo necesitas una cuenta de Amazon, una tarjeta de crédito, y un número de teléfono.

Vender artículos como individuo es gratis. Amazon sólo te cobra una comisión cuando vendes algo.

Puesto que se trata de una venta entre particulares (Amazon sólo actúa de intermediario) no tienes que darte de alta como autónomo ni tributar por las ventas, es una compraventa entre particulares, similar a cuando pones un anuncio en un periódico o una web de anuncios.

Los beneficios

Las ventajas de vender tus cosas en Amazon son obvias. Al instante te colocas en un escaparate internacional que tiene docenas de millones de clientes, pues tus productos aparecen en las tiendas Amazon de España, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia.

Cómo vender tus artículos en Amazon

La infraestructura de Amazon se encarga de todo: una vez que das de alta tus productos en las fichas correspondientes, Amazon se encarga de que aparezcan en las búsquedas, de publicitarlos en sus newletters, de avisarte si un cliente tiene una duda, o de gestionar los pagos del comprador. Para un cliente es muy sencillo adquirir el producto, incluso con funciones 1-Clic.

Hay un seguro antifraude que cubre tanto al comprador como al vendedor. Esta tranquilidad es un incentivo para que el comprador se anime a comprar.

Como hemos comentado, no hay tarifas de publicación, como en eBay. Puedes poner a la venta todos los productos que quieras, gratis. Incluso artículos de segunda mano.

Así funciona

Te das de alta como vendedor a través de la web Amazon Services Europe. Basta con usar tu cuenta de Amazon, aceptar los términos y facilitar una tarjeta de crédito o teléfono, algo que ya habrás hecho si has comprado alguna vez en sus tiendas.

Puedes dar de alta los productos desde el navegador, o bien usar una aplicación que te descargas.

Como Vendedor Individual, hay una serie de limitaciones. Sólo puedes vender ciertas categorías de productos, y sólo productos ya existentes en el catálogo de Amazon. Si no existen, no puedes añadirlos, salvo que te registres como vendedor profesional.

Puedes buscar productos iguales a los tuyos usando el código EAN, ISBM o UPC, es decir, los diferentes códigos de barras.

La ficha ya estará creada, tu sólo tienes que poner tu precio y el estado del producto. Entonces tu opción de compra se añadirá a las existentes (el propio producto nuevo de Amazon, y otros vendedores). Será el comprador el que decida a quién quiere comprar.

Vender tus productos en Amazon

Amazon gestiona el cobro y te avisa por email cuando hay un pedido. A tí te corresponde enviarlo por el método y los gastos que hayas fijado.

Amazon ingresará el importe de la venta en tu cuenta, una vez que la transacción haya sigo confirmada.

El comprador valorará tu pedido, así como la rapidez en enviarlo, y esa puntuación será tu reputación de cara a tus futuros compradores.

Las comisiones

Como hemos comentado,  si eres vendedor individual sólo pagas a Amazon cuando vendes un producto. La comisión es variable, pues depende del tipo de producto que vendas. Está formada por tres conceptos diferentes:

+Tarifa por cierre de venta: Es fija, 0,99 € por producto.

+Tarifa por referencia: Depende del tipo de producto. Por ejemplo, consolas, informática o electrónica tiene una comisión del 7% de la venta, pero otras categorías, como los videojuegos, suben al 15%.

+Tarifa variable por venta de artículo: Sólo se aplica a CDs, DVDs, vídeo  y libros. Varía entre 0.45 y 2 € por artículo. Asumimos que tendrá algo que ver con los derechos de autor.

Para que te hagas una idea, si vendes un libro por valor de 13 € (gastos de envío incluidos, que paga el comprador) la comisión de Amazon será de unos 3,4 €, el 26%.

Si vendes una cámara de fotos por 157 €, Amazon se queda 12 €, es decir, el 7.6%.

Libros, películas, música en CD y videojuegos son los que más comisión llevan, acentuada porque son productos que no cuestan mucho. Vender electrónica de consumo, consolas, artículos de informática, bricolaje o neumáticos, es lo que sale más a cuenta.

* Vende como profesional

Si te ves capaz de vender más de 40 productos al día, entonces te sale más rentable abrir una cuenta de Vendedor Pro (Profesional).

Es una opción pensada para personas que quieren abrir su propia tienda en Amazon, o ya disponen de un negocio (online o no) y quieren vender sus productos a través de Amazon.

La cuenta de Vendedor Pro tiene las mismas ventajas que la Individual en términos de seguros antifraude, ventas a toda Europa, o acceso a millones de clientes. Además añade privilegios adicionales. Por ejemplo, puedes vender productos en más categorías, y si dichos artículos no existen en el catálogo de Amazon, puedes añadirlos, creando tu mismo la ficha.

Hay herramientas avanzadas para subir grandes inventarios a la red, con funciones como la compra 1-Clic, que permite a los clientes adquirir un producto con sólo pinchar un botón.

También recibes completos informes de pedidos y estadísticas, para que puedas comprobar cómo va tu negocio en términos de visitas, compras, consultas, etc.

Todo automatizado

Una de las ventajas de trabajar con Amazon, es que ellos se encargan de todo el proceso de compra.

Lo único que tienes que hacer es subir tus productos, según su código de barras. Si no existe en Amazon, deberás crear la ficha con una descripción, fotos, etc.

Una vez activos en la tienda, Amazon se encarga de incluirlos en las búsquedas y en su publicidad. También gestiona los cobros. Tu eliges el método de envío y el precio de los gastos que mejor se ajusten a tu tienda, pues dicho envío corre de tu cuenta.

La logística

Si tienes un volumen de ventas considerable o tus productos son muy rentables, Amazon te ofrece la posibilidad de integrarte completamente en su infraestructura.

Activando la opción Logística de Amazon en tu cuenta de Vendedor, podrás reservar un espacio en los almacenes de Amazon para tus artículos, sin un requisito mínimo de inventario. Se los envías a ellos para que los guarden en su almacén de Alcobendas, o incluso en el extranjero.

A partir de aquí, tus productos serán tratados como si fuesen de la propia Amazon. Serán empaquetados y enviados por ellos, y entrarán dentro de las promociones de envío gratis o Amazon Premium. Incluso puedes añadir opciones de empaquetado de regalo y mensajes personalizados. También se encargan del servicio de atención al cliente en el idioma local del comprador, e incluso gestionan las devoluciones sin coste adicional para tí.

Cómo vender tus articulos en Amazon

Amazon España abre tienda de ropa con 300.000 prendas

Según estadísticas de la propia Amazon, referentes a vendedores de Reino Unido en 2013, el 86% de aquellos que usaron la Logística de Amazon vieron aumentar sus ventas, y un 56% lo hicieron en más de un 20%.

Las tarifas son distintas según el producto sea o no multimedia, y si tiene un tamaño muy grande. De media, almacenar tus artículos en los almacenes te cuesta 1 € por producto, y luego tienes que abonar el embalaje, y unos gastos de gestión. Esto representa entre 2 y 5 € por producto, pero sólo si lo vendes. A eso debes añadir la comisión.

Las comisiones

La cuenta de Vendedor Pro tiene unas condiciones distintas a la individual. Aquí tampoco hay comisiones por producto puesto a la venta, pero tienes que pagar una cuota mensual de 39 €, aunque ahora hay una promoción con los primeros tres meses gratis.

No obstante, con la cuenta Pro no pagas las tarifa por cierre de venta (0.99 € por producto), así que si vendes 40 productos al mes, la cuota mensual de vendedor Pro te habrá salido gratis.

Vender en Amazon

Las dos comisiones que se aplican cuando vendes un producto son las siguientes:

+Tarifa por referencia: Depende del tipo de producto. Por ejemplo, consolas, informática o electrónica tiene una comisión del 7% de la venta, pero otras categorías, como los videojuegos, suben al 15%.

+Tarifa variable por venta de artículo: Sólo se aplica a CDs, DVDs, vídeo  y libros. Varía entre 0.45 y 2 € por artículo.

Los porcentajes de comisión son los mismos que con la cuenta de Vendedor Individual.

La comisión media total ronda el 15%, aunque como hemos visto algunos productos como la informática o la electrónica sólo tienen comisión del 7%.

* Vende tus ebooks

La tercera opción para ganar dinero con Amazon es vender tus escritos, en formato digital.

Cómo vender tus ebooks en Amazon

No sólo puedes vender libros que hayas escrito tu mismo, sino también estudios, ensayos, relatos cortos, manuales, prácticos... ¡lo que tu quieras! Publicar es gratis, así que puedes hacerlo sin ninguna limitación.

Igualmente, tienes la opción de ofrecer tus ebooks de forma gratuita. Puede ser una buena forma de promocionarte, si tienes pensado ganarte la vida como escritor.

La publicación de textos en Amazon se lleva a cabo a través del servicio Kindle Direct Publishing (KDP). Desde tu cuenta de Amazon subes tus escritos en formato ebook, que se publican en la Tienda Kindle. Los usuarios podrán descargarlos en los lectores y tablets Kindle, o en las aplicaciones gratuitas para smartphones y tablets iOS y Android, u ordenadores PC y Mac que existen.

Al registrarte en KDP obtienes herramientas y tutoriales para convertir tus textos en ebooks. Hay algunas reglas básicas, como añadir un portada, o un índice de contenido. Pero es un proceso sencillo.

Una vez publicado, Amazon se encarga de promocionar el libro, y realizar los cobros. Recibes el 70% de las ventas si el precio del libro está entre los 2.6 y 9.7 €. Fuera de este rango, sólo recibes el 35% de las ventas. Esto se hace para incentivar los precios por debajo de los 10 €.

Cómo vender tus ebooks en Amazon

También puedes vender tu ebook con opción de imprimirlo, a través del servicio CreateSpace.

Si quieres dedicarte a esto de forma profesional, te conviene visitar la comunidad de autores de KDP, y apuntarte en Author Central para crear tu ficha de autor, que te dará a conocer a los potenciales compradores.

Existen una opción llamada KDP Select, con la que permites que tu libro se preste en bibliotecas. A cambio, recibes un pago de un fondo global. 

Recuerda que vender ebooks se considera una actividad profesional, y está sujeta a obligaciones con Hacienda y la Seguridad social. Si ganas una cantidad de dinero considerable tendrás que darte de alta como autónomo.

* Otras formas de ganar dinero con Amazon

Además de vender tus productos, existen otras opciones que te permiten obtener ingresos, principalmente a través de la publicidad. Si tienes un blog, una página web o una tienda online, quizá te interese...

Amazon Afiliados

Este programa te invita a poner anuncios de productos o enlaces dentro del texto en tu página web, que llevan a Amazon. Recibes entre un 5 y un 10% de la ventas de los compradores que lleguen a través de tu web. No sólo eso: también recibes comisión por todas las ventas desde webs, aunque el producto no se haya anunciado en tu página. Accede aquí a Amazon Afiliados.

Cómo vender tus cosas en Amazon

Amazon Adventage

Esta opción está pensada para editoriales, sellos discográficos, estudios de grabación, autores y otros propietarios de contenido. Se trata de vender productos nuevos creados por tu empresa, aquí no se admiten vendedores individuales o revendedores (por ejemplo librerías). Amazon almacena tus productos y los vende como si fuesen suyos. Por lo demás, Amazon Adventage funciona de manera similar a la cuenta Vendedor Pro, aunque no hay cuota mensual, sino una tarifa anual única de 29.99 €.

Como puedes ver, Amazon te ofrece muchas alternativas. Pone su enorme infraestructura y sus millones de clientes a tu servicio. La clave está en analizar el producto que vendes, calcular las comisiones, y comprobar si te sale rentable. En la mayoría de los casos las tarifas son gratis hasta que vendes, así que nada pierdes por probar. ¡Quizá te sorprendan los resultados!