Congreso rechaza bajar el IVA de los ebooks, sigue al 21%

El Congreso rechaza bajar el IVA de los ebooks, se mantiene en el 21%

¿En qué se diferencia un ebook de un libro en papel?

A efectos de uso, servicio o finalidad, en nada. Ambos son exactamente el mismo texto, cuyo único fin por parte del comprador es la lectura.

Por eso resulta incomprensible que el IVA de un libro en papel sea del 4%, y el mismo texto en formato ebook, tiene un 21% de IVA.

Y va a seguir así por bastante tiempo, porque según informa VozPópuli, la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados ha rechazado, con los votos en contra del Grupo Popular, que es quien tiene la mayoría absoluta, la bajada del IVA para los ebooks.

La Portavoz de Cultura de CIU, Montserrat Surroca, que es quien ha propuesto la rebaja, argumenta que "difícilmente podremos disponer de una oferta cultural en línea competitiva y accesible, y difícilmente se incrementará la oferta legal si se mantienen los actuales tipos impositivos".

El argumento para defender esta imcompresible diferencia del IVA es que los ebooks se consideran un servicio electrónico (¿?), mientras que los libros son objetos de cultura.

Tutorial Calibre: convierte un ebook a cualquier formato

Pero basta con analizar superficialmente el mercado editorial español, para hacer otra lectura del problema. España es una potencia editorial que publica miles de libros al año... en papel.

Cualquier novedad literaria cuesta por encima de los 20 €, mientras que la versión e-book vale alrededor de 8 o 9 €, y es más fácil de piratear. Además las editoriales tienen negocios con imprentas y librerías, que trabajan con el papel. A las grandes editoriales españolas no les gustan los ebooks, y los políticos no están por la labor de contrariarlas.

La portavoz del Partido Popular, María Ascensión Figueres, ha recordado que este asunto es competencia de la Unión Europea.

Sin embargo, algunos países como Francia han bajado el IVA de los ebooks unilateralmente.

Francia baja el IVA de la prensa digital al 2,1%

Sólo Suecia y Dinamarca, países cultos y ricos, mantienen un IVA más alto que en España para los ebooks, el 25%. En otros países más poderosos económicamente que España, como Reino Unido o Alemania, el IVA es del 19%. En Francia, sólo el 7%.

Lo cierto es que las ventas actuales de los ebooks en España son marginales, sólo el 7% de la facturación. Y el alto IVA no ayuda.

Un ebook cuesta entre un 30 y un 50% más barato que el mismo libro en papel, y hay muchas más promociones, así que es la herramienta perfecta para acercar la cultura a las personas con recursos limitados, en tiempos de crisis.

Parece que los gobiernos europeos no piensan así.