CSIC: ¿Un nuevo éxito de Change.org?

Los éxitos de Change.org. ¿Llegará el CSIC a las 300.000 firmas?

Para muchas personas, Internet es sólo una red de ordenadores. Una herramienta de comunicación. O un gran mercado en donde vender sus productos. Pero, en esencia, Internet es un instrumento para cambiar el mundo. Literalmente. Ya ha cambiando nuestra forma de relacionarnos, de comprar, de trabajar, o de aprender. Y ahora, con propuestas como Change.org, también quiere cambiar nuestra conciencia colectiva. La capacidad, como ciudadanos libres y con derechos, de no dejarnos aplastar por los gobiernos que nos espían o recortan nuestros logros, por los bancos y otros agentes financieros que nos asfixian, por las injusticias del mundo y por las mayorías que sólo se escuchan a sí mismas.

En un mundo en crisis, acorralados por los recortes, la corrupción, el capitalismo desenfrenado y el abuso de los más débiles, Change.org devuelve la voz a aquellos que necesitan hacerse notar. Que quieren cambiar el mundo para hacerlo un poquito mejor. Desde eliminar los pesticidas aéreos en Francia, a encontrar casa a familias sin recursos en España, o arreglar las alcantarillas de Bangkok.

Algunas peticiones relevantes, como la del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), la mayor organización científica de España, aún luchan en Change.org para evitar su colapso.

CSIC
Con más de 100 centros de investigación repartidos por todo el país y 12.000 trabajadores a su cargo, los sucesivos recortes de subvenciones en I+D+i por parte del Gobierno, desde el año 2009, han puesto al CSIC al borde del cierre. Necesitan 75 millones de euros antes de 6 meses para poder continuar con las investigaciones, pero no reciben respuesta de las administraciones. Mientras, los partidos políticos se gastaron 65 millones de euros en gastos electorales en las últimas elecciones, la tauromaquia recibe 500 millones de euros de subvencion desde todas las administraciones públicas, y los equipos de fútbol deben 600 millones de euros a Hacienda, pero siguen gastando y fichando jugadores.

El CSIC quería recoger 300.000 firmas antes del 30 de julio a través de Change.org para entregarlas al Gobierno, aunque sólo llegó a las 250.000 firmas. Aún continúa aceptándolas en su petición oficial.

Desde hace dos años, Change.org ha movilizado a más de 40 millones de personas de 196 países, bien creando peticiones o firmándolas. En España tiene más de 2 millones de usuarios. En total se han creado más de 500.000 peticiones, y muchas de ellas han tenido repercusión mundial, consiguiendo los objetivos que buscaban. Los éxitos han sido muy variados, desde solucionar un drama personal, como un desahucio o el tratamiento de una enfermedad, al traslado de 48 presos a España desde Marruecos, con la mediación del Rey.

* Los éxitos más sonados de Change.org

  • Mantenimiento del helicóptero de evacuación de emergencia en la Sierra de Madrid
  • El BBVA descongela el dinero de las preferentes para tratar a un enfermo
  • Evitar docenas de desahucios y abandonos
  • Promover docenas de tratamientos de enfermedades a gente sin recursos
  • Los anunciantes retiran su apoyo al programa La Noria por su tratamiento del caso Marta del Castillo. Posteriormente también contribuyó a que Telecinco retirase la demanda contra el iniciador de la campaña
  • Cierre de las clínicas de tortura a lesbianas en Ecuador
  • Twitter se traducirá al gallego
  • La unidad de cardiografía infantil en Las Palmas no se cierra
  • Una región francesa elimina los pesticidas aéreos
  • Las principales cadenas de hoteles americanas se comprometen a no fomentar el turismo sexual
  • Una mujer evita entrar en prisión tras robar pañales y comida para sus hijos
  • Malala, una niña de 15 años que recibió un disparo en la cabeza por ser una mujer estudiante, será nominada al Nobel de la Paz
  • Amazon deja de vender carne de ballena y de delfín
  • La fábrica de Hueso de Ateca seguirá abierta
  • El ejército americano indemniza a víctimas de una contaminación que provocó cáncer a civiles
  • Emisión en la televisión francesa de los Juegos Paralímpicos
  • ...y cientos de éxitos más.

Recientemente, el accidente ferroviario de Santiago de Compostela ha provocado la creación de más de veinte peticiones diferentes, que ya han recopilado más de 120.000 firmas. Las peticiones son muy variadas. Una de ellas pide la concesión del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia al pueblo de Angrois por su rápida reacción al accidente. Otra pide la presunción de inocencia del conductor del tren. Una tercera organizada por Carlos González, llamada #novaletodo, pide a los medios de comunicación que no publiquen fotos sensibles e irrespetuosas de las víctimas en los accidentes mortales. Ya lleva casi 34.000 firmas.

¿Cómo se organiza una petición?

Lo cierto es que iniciar una recogida de firmas en Change.org es muy sencillo. Tan sólo hay que registrarse y escribir los motivos de la petición, y el objetivo de la misma. Queda almacenada en una página web única que puedes enlazar en Facebook, Twitter y otros foros y redes sociales para darla a conocer. En la propia web cualquier persona puede firmar sin necesidad de registrarse, aunque hay que dar una serie de datos básicos como el nombre y un email válido. Cualquier nombre falso o dirección de email no válida, anula la firma. En campañas importantes que representen una urgencia o tengan gran calado, Change.org echa una mano haciendo llegar las peticiones a la prensa. Pero es la persona que inicia la campaña a quien corresponde entregar las firmas a las autoridades o los medios que crea oportuno para que esa petición se cumpla.

Hay que tener claro que Change.org no es una ONG, sino una organización social. Se trata de una nueva forma de empresa que promueve el bien social. Sus beneficios, tras pagar a los 180 empleados que tiene en todo el mundo, se dedican a mejorar el servicio con la contratación de más empleados para aumentar su presencia en otros países, o la planificación de actividades como las entrevistas en radio y televisión, y las conferencias en escuelas y universidades, en donde dan a conocer las peticiones que reciben. Por eso cuando firmas una petición, Change.org te ofrece la posibilidad de donar una cantidad que se usará para financiar a la organización. A cambio, la petición que has firmado se publicitará dentro de otras similares, para que llegue a más gente. En todo caso las donaciones son voluntarias y tanto la creación de las peticiones como las firmas, son completamente gratuitas.

Los éxitos de Change.org demuestran el gran poder de convocatoria de Internet, y la fuerza de los ciudadanos cuando se unen para reclamar justicia y mejorar el mundo.

Ójala que la petición del CSIC siga la estela de éxitos de otras iniciativas que han cumplido sus objetivos gracias a Change.org, y puedan obtener el dinero suficiente para continuar con las investigaciones científicas públicas en nuestro país. Una nación sin científicos está condenada al fracaso. Change.org te invita a demostrar, con tu firma, que puedes cambiar el futuro, por el bien de todos. ¿Estas dispuesto a formar parte de este cambio?