Demasiado Facebook no es bueno

mucho facebook no es bueno

Hace unos días, la página oficial de Facebook ha querido compartir con sus usuarios una fotografía de una tarta por motivos cumpleañeros. Con ello, un mensaje que no me ha dejado indiferente y que traducido dice así: “Las tartas de cumpleaños están hechas para que las personas las comparten. Están hechas para los amigos se reúnan para celebrarlo. Pero, probablemente, comer mucha tarta no es bueno para la salud. Así que las tartas se parecen mucho a Facebook”.

En un primer momento, puede parecer que Facebook quiere que sus usuarios pasen menos tiempo en la red social, no vaya a ser que terminen con un indeseado empache social. Es una confesión de Facebook, una confesión de que nos puede hacer daño. Sin embargo, ¿creéis que el propio Zuckerberg está dispuesto a apelar por la mesura y el equilibrio personal?

Os puedo dar pistas. Y es que Facebook ha tomado una nueva estrategia de comunicación. En vez de anhelar que sus usuarios pasen más tiempo dentro de la web, prefieren que durante ese tiempo, los usuarios comparten más cosas en el número de horas que invierten allí. Es decir, buscan maximizar la actividad de un usuario para que la interactividad dentro de Facebook se vuelva más eficiente, si ya no lo era.

Y por una vez la red social de Zuckerberg tiene razón, nos hemos vuelto adictos a saber qué hacen nuestros contactos, utilizando como pasatiempo sus fotos, leyendo sus estados e incluso lo que comentan en otros lugares. Obsesionados por la “información” de las famosas página de Facebook, nos hemos vuelto pasivos, no sólo ante la ventana que es Internet, sino también dentro de él.

En beneficio de las sociedades de todo el mundo, Facebook ya no quiere que malgastemos nuestras vidas logueados dentro de él. Con esto, más de un usuario habrá montado en cólera.