Desaparecer de Internet es fácil si sabes cómo

Desaparecer de Internet es fácil si sabes cómo

Se puede decir que hoy en día Internet llega a todos los rincones del mundo y ninguno de nosotros estamos a salvo, a priori, de su largo brazo. Por ello la privacidad ha adquirido en los últimos años una importancia superlativa. 

Y es que las redes sociales junto a los navegadores nos colocan, como usuarios, en el escaparáte público ás grande jamás visto, al alcance de cualquier persona física o jurídica.

¿Quién no ha tecleado alguna vez su nombre en Google para saber qué aparece? Seguramente nadie se libre de haber hecho esta acción.

Entre los millones de resultados que contiene Google o Bing, por ejemplo, encontraremos fotos nuestras, información, páginas web o blogs relacionados con nosotros. Esto realmente llega a dar miedo, por eso si lo necesitas, desaparecer de Internet es fácil si sabes cómo.

Las redes sociales también pueden dejar al descubierto nuestras vergüenzas, si es que las tenemos y las hemos mostrado en alguna ocasión.

De hecho, gran cantidad de resultados que aparecen con información relacionada con nuestra persona, así como fotografías con nuestro rostro tienen como origen redes sociales como Facebook, LinkdIn, Twitter, o Youtube entre otras.

Cada vez más, las compañías hacen exhaustivas búsquedas de perfiles en Internet hasta el punto de toparse con datos personales que den prueba de la vida privada de los candidatos a un puesto de trabajo concreto, algo que puede ser contraproducente si la actitud que mostramos nos dejan en entre dicho. Esto hace que sea necesario saber...

Cómo eliminar contenidos de FacebookYouTubeGoogle o Bing

No es la primera vez que una persona pierde su puesto de trabajo por sincerarse en redes sociales sin pensar en las consecuencias que eso conlleva.

Alicia Ann Lynch o Justine Sacco son dos de los nombres propios que dan sentido a todo esto de lo que estamos hablando.

¿Quién iba a pensar que un post en Twitter con la foto de un "simple" disfraz de Halloween iba a acabar, no sólo con el linchamiento mediático en la red contra esta persona, sino con la pérdida de empleo de la chica?

Alicia Ann Lynch

 

Lo cierto es que ese disfraz de mal gusto en el que representaba a una de las víctimas de los atentados del maratón de Boston le hizo pasar de ser una persona anónima a convertirse en objetivo de los ataques y acusaciones de miles de personas en Internet.

Alicia Ann Lynch 2

Algo muy parecido le ocurrió a Justine Sacco, una joven que, a punto de afrontar un viaje a África, sólo se le ocurrió la genial idea de publicar un tuit en su cuenta personal con el comentario: "¡Rumbo a África. Espero no contraer el SIDA. Es broma, soy blanca!."

 

Justine Sacco

Este chiste racista le valió para ganarse el ataque y la humillación de miles de personas en Twitter. ¡Ah!, y para perder su empleo, por supuesto.

No son las únicas personas que se han visto condenadas en su vida pública por interactuar de forma errante en las redes. Ya os informamos en su momento de la chica que fue despedida vía Twitter antes de su primer día de trabajo.

Puede parecer irreal, pero, para bien o para mal, cada movimiento que hacemos en las redes, por pequeño que sea, deja un rastro.

Por ello se hace necesario blindar las cuentas personales de cada uno, es decir, bloquear cualquier intento de rastreo por parte de empresas o personas ajenas a nuestro círculo más cercano. Esto ya es posible.

Pero si ya es tarde y tu rastro ya aparece en buscadores como Google o Bing debes saber que puedes eliminarlos definitivamente, pasando a ser invisible a ojos curiosos.

Desapacer de Internet es fácil si sabes cómo, por eso queremos ilustrarte la forma más sencilla de eliminar aquellos contenidos que ya no quieres exponer en la red, tanto en Google como en Bing, Facebook o YouTube.