¡Desconecta! Ya tienes guardería para tu smartphone

Cena con móvil

Es más que probable que la siguiente situación te resulte muy, muy familiar: quedas con unos amigos para comer o cenar y os pasáis consultando notificaciones, correos  y entradas de WhatsApp durante toda la velada. Incluso en caso un poco más graves los invitados llegan a hablar a través de su smartphones cuando tienen a la persona en cuestión a escasos metros.

Como cada día es más común contemplar una estampa similar ya existen guarderías para móviles. Sí, has leído bien. Lugares para mantener a salvo tu smartphone durante una bonita velada con tus amigos, pero que evitan que caigamos en la tentación de estar comprobando constantemente nuestra actividad en la red.

Los primeros en poner en marcha esta curiosa iniciativa han sido varios restaurantes de Santiago de Chile, con el propósito de que sus comensales desconecten de sus inseparables teléfonos móviles al menos durante el tiempo que estén en su establecimiento. Ya en enero y febrero se realizó una prueba piloto para valorar el impacto que esta medida tendría sobre sus clientes. Sorprendentemente y contra todo pronóstico casi un 80% de ellos accedió a olvidarse de su móvil y dejarlo por unas horas en la guardería para móviles.

Y ¿en qué consiste exáctamente? Simplemente en unas taquillas donde puedes depositar tu teléfono bajo llave, si quieres, claro, en unas pequeñas bolsas individuales para que no sufran ningún tipo de desperfecto durante su estancia en la guardería.

Iniciativas como estas empiezan a ser más que habituales. Uno de los grandes almacenes más conocidos de Reino Unido habilitó hace meses la llamada “habitación del silencio”, que permite desconectar a sus clientes del ruido y el stress de la vida diaria. Kit Kat puso en marcha una campaña en la que patrocinaba espacios sin conexión wifi donde se animaba a “conectarse a estar desconectado”.

Aunque estar en permanente conexión con noticias, amigos, correos, trabajo y demás puede tener sus ventajas, todavía hay espacios donde disfrutar sólo de la compañía de las personas también es posible.