Detenido por llenar su OneDrive de pornografía infantil

one drive pornografía infantil

Siguiendo un patrón muy similar a la detección y denuncia del hombre que tenía en su Gmail escenas de pornografía infantil, se ha dado otro caso en el estado de Pensilvania. Los servicios de análisis de imágenes de Microsoft han descubierto una imagen guardada en uno de los serevicios de hospedaje online con un claro contenido pornográfico

La fotografía aparece claramente descrita en el informe policial, aunque por motivos de sensibilidad no vamos a reproducir su contenido. El hombre fue descubierto intentando enviar dos imágenes a través de su cuenta de live.com. Fue arrestado el mismo día. 

¿Conoces el caso de las imágenes de pornografía infantil descubiertas por Google?

El acusado tiene sólo 20 años, y ha sido puesto bajo custodia en un centro correcional a la espera de jucio. Al parecer, el hombre se hizo con la fotografía a través de Kik Messenger, una app de chat. La detección se produjo, como la vez anterior, gracias a un software de escaneo de imágenes. Microsoft ha sido muy claro en este tema y no es de extrañar después de la controversia que Google levantó la semana pasada. 

A pesar de eso, ha habido grupos que han pedido aún más información a la compañía. "Microsoft debe hacer todo lo que pueda para informar a los usuarios sobre las acciones proactivas que tomamos para monitorizar y analizar sus mensajes en busca de contenido ilegal" declaró Emma Carr, directora de la campaña "El Gran Hermano Vigila" (Big Brother Watch).

Te explicamos cómo funciona el sistema de detección automática de pornografía infantil

Esto es un poco sorprendente, sobre todo teniendo en cuenta que Microsoft ya explica que se reserva el derecho a usar "tecnologías automatizadas para detectar pornografía infantil o contenido abusivo, que pueda utilizarse para dañar al sistema o a sus usuarios". Quizá nadie lo haya leído porque lo explica en los términos y condiciones de uso. 

Sin embargo, aún no está claro por qué ninguna de las dos compañías, ni Google ni Microsoft enviaron el material directamente a la policía, sino que utilizaron la ciber-línea de contacto del Centro Nacional de Niños Perdidos o Explotados.