Skip to main content

Diferencias entre el Mercado regulado y el Mercado libre de la luz

Bombilla en un bocadillo de pensamiento

04/11/2017 - 14:07

Arrojamos un poco de luz, nunca mejor dicho, sobre el mercado de la electricidad y te contamos las diferencias entre mercado regulado y mercado libre.

Vamos a explicarte las diferencias entre mercado regulado y mercado libre. Según el Panel de Hogares de la CNMC más del 80% de usuarios desconocen su situación eléctrica y esto es conocido por las empresas comercializadoras.

Puede que tengas una tarifa del mercado regulado desde antes del 2009 y no tengas conocimiento de ello, por eso si no sabes cuál es tu tarifa contratada tienes un problema.

En cualquier caso, no te preocupes porque aunque las comercializadoras no lo ponen fácil te vamos a ayudar en este proceso. Las compañías lo complican cuanto pueden ya que una misma empresa de luz que tiene mercado regulado y mercado libre tiene prácticamente el mismo: nombre, logo, web y en ocasiones hasta el mismo número de teléfono.

Qué dispositivos consumen más electricidad en tu hogar

¿Qué es el mercado libre de luz?

El mercado libre es aquel gestionado por las comercializadoras. El precio lo fijan, lo publicitan y lo ponen en el contrato como ocurre con otros sectores como el telefónico.

En el mercado libre sabes cuánto vas a pagar de luz cada hora que utilices este servicio sin embargo en el mercado regulado no, porque depende y varía según las condiciones del Gobierno.

La permanencia máxima en esta modalidad de contratación es de un año y, transcurrido este plazo, podemos cambiar de compañía sin ninguna penalización. Si deseamos ir al mercado regulado tampoco tendríamos problema, pero solo si la potencia no supera los 10 kW.

En el mercado libre el precio del kWh es el que pone en tu factura pero si no lo encuentras ni en el contrato, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con tu compañía de la luz para comprobarlo sin problema.

¿Qué es el mercado regulado de luz?

El mercado regulado es aquel gestionado por el Gobierno y fue implementado tras la reforma del 2009. El fin era proteger a los consumidores de la liberalización del mismo; evitando que las compañías cobrasen tarifas abusivas o de una complejidad importante.

Los consumidores contratan su suministro de luz, con una tarifa eléctrica regulada por el Gobierno.

Anteriormente esta tarifa se llamaba Tarifa de último recurso (TUR) pero desde el 1 de abril de 2014 se llama Precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC).

Actualmente se puede contratar el Bono social o el PVPC.

Bombilla con el cable conector

Tanto para aquellos que tienen contador analógico como para los que tienen un contador digital o inteligente, los precios cambian hora a hora y día a día. Esta situación está marcada por el mercado mayorista de electricidad; y cada 3 meses cambia el término de energía que varía con subidas o bajadas.

Existe la discriminación horaria cambiando las tarifas entre el precio reducido y el precio con recargo. Si te viene bien por horario personal o laboral, es la tarifa más recomendable dentro del mercado regulado.

El precio de la electricidad varía en función de la estación del año. Aunque también depende del gasto personal como derrochar demasiado en aire acondicionado.

Todas las distribuidoras deben aplicar el mismo precio PVPC y esta tarifa pueden solicitarla todos los consumidores con una potencia contratada que no supere los 10 kW.

Si nuestro suministro eléctrico no lo hemos cambiado desde antes del 2009 entonces estamos en el mercado regulado; si por el contrario hemos firmado un nuevo contrato, entonces estaremos en el mercado libre.

Las bombillas Led mejor valoradas en Amazon

Diferencias entre el mercado libre y el mercado regulado

Antes del 2009 el mercado eléctrico estaba regulado por el Gobierno y los precios eran fijados por este.

Desde ese año, los consumidores son libres de elegir si quieren estar en el mercado libre o en el mercado regulado; y dentro del mercado libre, tienen más de 250 compañías de luz diferentes para elegir la que más se adapte a sus necesidades.

Mercado regulado Mercado libre
El precio de la tarifa PVPC está fijado por la Red eléctrica de España El precio de las tarifas está marcado por las comercializadoras
No se pueden contratar servicios extra como mantenimientos Se pueden contratar servicios extra como mantenimientos
No se aplican descuentos a las tarifas contratadas. Se puede contratar el bono social Se ofrecen descuentos para llamar la atención del cliente que ayudan a rebajar el importe de la factura
El usuario solo puede contratar con las comercializadoras de referencia El usuario puede contratar con cualquier compañía eléctrica
La potencia eléctrica contratada debe ser inferior a 10 kilovatios No hay limite de potencia eléctrica contratada 
 

Teniendo en cuenta estos datos, debes elegir el mercado que más te beneficie pero para ello es recomendable ir probando y no encadenándose con permanencias innecesarias a día de hoy en pleno siglo XXI. Prueba 1 mes o 2 en un mercado y luego te cambias al otro, así podrás comprobar qué mercado te ayuda más a ahorrar con la luz.

Ver ahora:

Te recomendamos