Do you love me: un corto escrito por un ordenador

Do you love me: un corto escrito por un ordenador

Si eres de esas personas que temen que un día, quizá no muy lejano, las máquinas empiecen a pensar y, poco después, seamos nosotros (los humanos) los que acabemos trabajando para ellas, quizá deberías dejar de leer esta noticia y hacer como que esto nunca ha pasado. Quizá, incluso, deberías meter el portátil y el smartphone en la lavadora y hacer un ciclo completo para ropa muy sucia. Y es que, lo creas o no, Cleverbot, un sistema de inteligencia artificial, ha escrito el guión de un cortometraje. Sí, has leído bien. Una de las pocas cosas que pensábamos que distiguía a humanos de máquinas, la creatividad, es una línea roja que los ordenadores han decidido cruzar, con el guión de Do you love me. Si tienes curiosidad, puedes verlo en YouTube.

En el corto (tranquilo,  no te vamos a desvelar la trama) el protagonista, una especie de antihéroe llamado Stomach (estómago en inglés) se enfrenta a algunos diálogos surrelistas, a un malo y a un entorno agreste, en el que tendrá que hacer prevalecer su inteligencia y su talento para, la verdad, todavía no tenemos muy claro qué. Y es que Do you love me, el corto de Cleverbot, tiene ciertas reminiscencias del cine de David Lynch. Concretamente, en lo que se refiere a diálogos y situaciones aparentemente incomprensibles. Pero quizá, para personas con una mente muy clara y una personalidad off-the-box, sea posible encontrar incisivas críticas sociales, homenajes a la Nouvelle vague y, por encima de todo, situaciones para ser diseccionadas a través del filtro de sus gafas de pasta sin cristales.

O, tal vez, en realidad el guión de Do you love me, la opera prima de Cleverbot, deba ser visto como esos dibujos que los padres tienden a poner en sus mesas de trabajao, y en los que mientras que el resto del mundo sólo vemos garabatos (encantadores, sí, pero garabatos) ellos vaticinan un futuro artístico absolutamente brillante. El cortometraje, seamos sinceros, no tiene demasiado sentido. Pero tampoco seamos excesivamente críticos, y tengamos en cuenta que esto es sólo un primer paso. Quizá, dentro de no tanto tiempo, la inteligencia artificial haya evolucionado lo suficiente como para escribir guiones decentes, lo que pondrá en peligro a una parte importante de los guionistas de Hollywood. Eso sí, habrá que asumir que, a partir de ese momento, quizá los malos de las nuevas versiones de Matrix pasemos a ser los humanos.