¿Dónde está Edward Snowden? El nuevo Wally

snowden wally

Es el hombre más buscado del mundo y no ha disparado un arma, ni planeado un ataque de destrucción masiva con armas nucleares, ni publicado un vídeo gritando consignas aterradoras a la cámara. Su crimen fue el revelar documentos ultra secretos del gobierno norteamericano que probaban la existencia de programas de espionaje y vigilancia de datos.

Edward Snowden, norteamericano de 30 años, trabajó por un tiempo aproximado de 3 años con la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) y con la CIA, desempeñando labores relacionadas con la seguridad en sistemas de información.

Durante su tiempo en dichas agencias, tuvo acceso a documentos que confirmaban la existencia de un proyecto de espionaje, conocido como PRISM, el cuál puede a través de la NSA tener acceso a la información que se encuentra en los registros de diversas compañías, y que podría acceder a información circulando por Internet en tiempo real.

En días pasados, se revelaron los nombres de las nueve compañías que se encontraban involucradas en dicho proyecto: Facebook, Yahoo, Google, Skype, Microsoft, YouTube, PalTalk, Apple y AOL. Las nueve compañías negaron tímidamente su participación al principio, pero con el paso de los días han aceptado la entrega de datos de sus servidores a agentes oficiales y se excusaron diciendo que de no cumplir con las demandas del gobierno, hubiesen tenido que pagar cuantiosas sumas de dinero. 

Pero volvamos con Snowden. Cuando se decide a hacer públicos los documentos secretos del gobierno deja su trabajo en Hawaii, donde se desempeñaba como administrador de sistemas para la NSA, abandona la casa que compartía con su novia y parten juntos hacía Hong Kong, país en el que podía revelar lo que había encontrado sin ser extraditado inmediatamente a los Estados Unidos. 

Allí, Snowden se pone en contacto con periodistas de The Washington Post y The Guardian a los que les envía por correo cifrado pruebas del espionaje llevado a cabo por los Estados Unidos: Snowden justificó sus acciones al decir que no quería vivir en una sociedad que vigilara a sus ciudadanos y donde todo lo que hiciese o dijese fuese grabado. El 6 de junio, la noticia que dejaba al descubierto la existencia de PRISM le dió la vuelta al mundo y a partir de ahí, todo lo que haga o haya dicho Snowden se convierte en una bola de nieve.

Poco después, se conoció la existencia de Boundless Informant, un sistema de colección de datos de la NSA que podía filtrar y clasificar la información recopilada según país y que la agencia inglesa de inteligencia, la GCHQ por sus siglas en inglés había espiado a gobiernos extranjeros durante la reunión del G20 en el 2009 que se llevo a cabo en Londres. 

Snowden dejó de ser conocido solo por su alias Verax, o "quien dice las verdades" en Latín desde el 9 de junio, cuando pidió que su identidad se hicese pública. Afirmó que no tenía intención de esconderse porque no había hecho nada malo. Cosa muy diferente pensaba el gobierno de los Estados Unidos, que revocó su pasaporte y levantó cargos formales contra él acusándole de robo de propiedad gubernamental, comunicación no autorizada de información para la defensa nacional y comunicación consentuada de informes de inteligencia clasificados con un tercero no autorizado. La administración Obama, a través de sus ministros de defensa, ha justificado la existencia de programas como PRISM al sostener que gracias a ellos se han evitado hasta 50 ataques terroristas contra su territorio. 

La opinión pública y el público en general se encuentran divididos: o bien es un traidor que destruyó años de labores de inteligencia de su país o es un héroe por revelar las tácticas de espionaje de los gobiernos. Quienes lo consideran un héroe lo están ayudando como pueden.

Julian Assange, fundador de WikiLeaks y actualmente bajo asilo político en la embajada de Ecuador en Londres, ha sido uno de los apoyos más notorios de Snowden en todo este proceso. Assange aseguró que el gobierno ecuatoriano le entregó a Snowden un documento de refugiado para poder salir de Hong Kong y entrar a Rusia. Desde allí, su paradero pasó de ser "reportado como visto" a "incierto". Ayer, un grupo no determinado de periodistas tomaba un avión desde Moscú rumbo a La Habana, país que podría haberle otorgado asilo político a Snowden. Pero en lugar de obtener una exclusiva, tendrán tres días de vacaciones.

Por ley cubana, cualquier forastero que ingrese a Cuba debe permanecer en el territorio un mínimo de tres días- incluso, una de las fotos más vistas ayer en Twitter mostraba la silla vacia de Snowden. ¿Y entonces dónde está?

Rusia ha complicado la trama de esta historia, a través de su ministro para Asuntos Exteriores Sergei Lavrov. Lavrov afirma que Snowden no ha entrado a Rusia ya que no tiene visa para ingresar legalmente a su país y que no se encuentran involucrados de ningún modo con Snowden, con su relación con la justicia norteamericana ni con sus moviemientos y ha negado vehemente el pedido de extradición de Snowden a Estados Unidos, ya que no pueden extraditar a quien no está en su territorio. Sin embargo, el Kremlin habría considerado darle a Snowden asilo político, así que las declaraciones de Lavrov deben ser tomadas con cautela. 

Encontrar a Snowden parece como buscar una aguja en un pajar, pero con la ayuda de WikiLeaks y declaraciones que no dan certeza, puede que sea más fácil encontrar a la aguja antes que a él. Incluso a Wally o Carmen Sandiego.

Actualización: El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha confirmado que Snowden continúa refugiado en el área de tránsito del aeropuerto de Moscú. Según sus declaraciones a Reuters, el ex-técnico de la CIA no ha aplicado para una visa de entrada al país ni se ha movido del área de tránsito. Putin se niega a extraditar a Snowden a los Estados Unidos y le ha pedido que se vaya del país lo antes posible.