Dos gemelas se encuentran gracias a YouTube y Facebook

Facebook gemelas

Las redes sociales sirven para estar en contacto más estrecho con amigos, familiares o compañeros de trabajo, o incluso para reencontrarse con los compañeros del colegio. Esto es un hecho. Muchas sirven para hacer nuevos amigos. Esto es un hecho. Pero también sirven para poder encontrar a parientes que ni siquiera sabías que existían. Esto es lo que les ha pasado a Samanta Futerman y Anais Bordier, dos chicas coreanas adoptadas cuando eran bebés por dos familias diferentes y que podrían ser gemelas idénticas. 

Todo empezó cuando una amiga de Anais, adoptada por una familia francesa y que en la actualidad estudia diseño de moda en Londres, vió un vídeo de Samantha, una actriz que reside en Los Ángeles, en YouTube. Tras ver el vídeo, la chica mencionó a Anais que había visto un vídeo en el que había una chica que se parecía muchísimo a ella. Anais, intrigada, hizo una búsqueda en Facebook, la encontró y la envío un mensaje el pasado 21 de febrero. Samanta se encontró el mensaje al acceder a su perfil y se quedó estupefacta al ver una fotografía de una extraña con unos rasgos faciales idénticos a los suyos.

Cuando envió el mensaje, Anais ya había visto más vídeos de Samanta y había descubierto que ambas nacieron el mismo día. En él le preguntaba por su lugar de nacimiento, que resultó ser también Corea del Sur. Ambas fueron adoptadas cuando eran unos bebés, una por una familia francesa y la otra por una estadounidense y, como es lógico, ninguna sabía de la existencia de la otra. Desde entonces se han mantenido en contacto por Facebook y Skype, y a los pocos días ya estaban convencidas de que eran gemelas idénticas separadas al nacer. 

Ahora, su objetivo es conocerse en persona y hacerse las pruebas de ADN para confirmar sus sospechas. Con este objetivo, y con el de grabar además un documental que narre su encuentro y hable de su experiencia, han abierto una campaña en Kickstarter, que finaliza dentro de unos días, y con la que ya han recaudado más de 40.000 dólares.