Skip to main content

Un empleado de Twitter cierra la cuenta de Trump antes de dejar la empresa

Cierran la cuenta de Twitter de Donald Trump durante 11 minutos.

03/11/2017 - 09:00

Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos, es de sobra conocido por ser aficionado a Twitter. Además acostumbra a tuitear hasta altas horas de la madrugada por diversos motivos, habitualmente contra algo o alguien. Teniendo en cuenta esto, no cuesta imaginar su sorpresa cuando durante el día de ayer -madrugada en España- trató de entrar a la red social y para darse cuenta de que había sido baneado.

Sólo fueron 11 minutos el plazo de tiempo en el que la cuenta de Donald Trump en Twitter permaneció cerrada sin explicación aparente. Por supuesto, parte de la comunidad estadounidense en esta red lo celebró como una victoria. No obstante, la alegría no duró mucho, pues Twitter reabrió la cuenta rápidamente y ofreció explicaciones sobre lo que había ocurrido.

Al parecer, según un comunicado oficial de la compañía, un empleado decidió utilizar su último día de trabajo en la empresa para darse una satisfacción: expulsar a Trump de Twitter. "Un error humano" fue la expresión que utilizaron en un primer momento, aunque pocos minutos después anunciaron una investigación y comunicaron que, efectivamente, fue el último acto de uno de sus trabajadores.

No hace falta conocer a la perfección las entrañas de Twitter para intuir que o se trata de un empleado de alto nivel y con acceso a ciertos privilegios o bien la seguridad de la firma deja mucho que desear. Si cualquiera puede cerrar a discreción y sin motivo una cuenta, incluso de los usuarios con más seguidores, es que algo falla.

Siete aplicaciones recomendables para abrir Twitter en Android que no son la oficial

Otro elemento a tener en cuenta es que actualmente Trump tiene dos cuentas: una personal - @realdonaldtrump, la que tenía antes de llegar al cargo de Presidente- y otra oficial, la de la presidencia. Esta última recae sobre el presidente en funciones, pues antes había pertenecido a Obama.

Aunque en un primer momento todo el mundo pensó en un hackeo, no fue así. Poco después Trumo vio su cuenta restablecida, aunque aún no se ha pronunciado al respecto. Seguramente lo hará pronto y con toda la furia que sea capaz de reunir, pues es bastante habitual que cargue contra algunos de sus enemigos políticos a través de las redes sociales.