Skip to main content

Este volcán de Nicaragua va a tener conexión a Internet

volcan con internet

04/08/2016 - 19:06

El gobierno de Nicaragua y General Electric van a instalar sensores en el volcán Masaya para poder monitorizar distintos parámetros a través de Internet.

Una de las ventajas más importantes que nos ha proporcionado el desarrollo de la tecnología es la mejora de los sistemas de seguridad en todos los ámbitos. Gracias a avances tecnológicos como detectores avanzados de humo, gas, radiación, movimiento, sonido y otro tipo de sensores, podemos obtener información de manera remota y en tiempo real de nuestros hogares, oficinas y demás lugares. 

Ahora, el gobierno de Nicaragua ha decidido hacer uso de la tecnología para monitorizar la actividad de un volcán en todo momento, de manera que puedan estar prevenidos en caso de que se produzca una situación de emergencia.

Por este motivo, en colaboración con la compañía General Electric y el documentalista y explorador Sam Cossman, van a instalar 80 sensores inalámbricos en el interior del volcán Masaya en Managua. Será Cossman el encargado de descender por el cráter unos 365 metros para colocar los sensores necesarios y probar la conexión WiFi. 

"Para instalar los sensores tenemos que bajar a la profundidad del cráter, usando tecnologías de cables especiales", explica el documentalista. "Si logramos instalar todo el equipo y conectarlo correctamente, conseguiremos uno de los sitios más avanzados en el monitoreo volcánico". 

La Humanidad tendrá un año para prepararse ante una super erupción

Una vez instalados, los diferentes sensores se encargarán de registrar diversos parámetros ambientales, como la temperatura, la gravedad, la presión atmosférica y la variedad de los gases, entre ellos el dióxido de carbono y el sulfuro de hidrógeno. Con esta información, la plataforma tendrá capacidad para predecir si el volcán podría entrar en erupción. 

Los sensores contarán con una conexión inalámbrica a Internet para remitir los datos que registre en tiempo real hasta una base de datos abierta llamada Predix, que es propiedad de la empresa General Electric. La información recopilada será de acceso público, de manera que cualquier persona podrá consultar las mediciones. 

Ver ahora: