Estudio: Mujeres adictas a mensajearse, hombres a Facebook

Estudio: Mujeres adictas a mensajearse, hombres a Facebook

Al contrario del pensamiento tradicional que asegura que los hombres invierten más tiempo en tecnología que las mujeres, un nuevo estudio afirma que las mujeres más jóvenes son más dependientes de los smartphones que ellos.

En el estudio, publicado por Journal of Behavioral Addictions, se confirma que las mujeres se vuelcan más en sus teléfonos móviles por razones sociales, lo que hace que sean ellas quienes más se manden mensajes de texto o emails, en busca de relaciones o conversaciones profundas. 

El informe de este estudio encontró que el 60 por ciento de los estudiantes universitarios están enganchados a sus smartphones

"Las mujeres universitarias pasan un promedio de 10 horas al día frente a sus móviles mientras que los hombres universitarios pasan cerca de 8 horas, lo que hace que se planteen riesgos potenciales en el rendimiento académico", informó James Roberts, de Baylor University's Hankamer School of Business.

Estas son las 10 estafas más repetidas en Facebook

Los encuestados, en general, pasaron una media de 94,6 minutos al día mandando mensajes de texto, 48,5 minutos gastan en enviar emails, 38,6 minutos comprobando Facebook, 3,4 minutos navegando por Internet y 26, 9 minutos escuchando música en sus iPods.

Los datos arrojan resultados detallados sobre las costumbres de hombres y mujeres. Los hombres, por su parte, envían de media el mismo número de emails que las mujeres pero emplean menos tiempo en hacerlo. 

"Eso podría sugerir que envían mensajes más cortos que las mujeres", dijo Roberts.

Los investigadores encontraron que "ellos pasan más tiempo visitando redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter. Utilizan Twitter para seguir a figuras del deporte, ponerse al día con las noticias o simplmente 'perder el tiempo' ".

El estudio se basó en una encuesta online de 164 estudiantes universitarios. Examinó 24 actividades de smartphone y se encontró que el tiempo que transcurrió en 11 de esas actividades diferían significativamente entre ambos sexos.