Los estudios sociológicos de Facebook o Twitter no sirven

Los estudios sociológicos de Facebook o Twitter no sirven.

¿Cuantas veces en los últimos tiempos hemos sido bombardeados por sesudos estudios que comienzan con la frase "Según los usuarios de Facebook/Twitter" o "Según las redes sociales"?

Con cientos de millones de usuarios, las webs sociológicas son una estimable fuente de datos. Pero al parecer, no son representativos, no se estudian correctamente o, directamente, provienen de bots... Así que no sirven para realizar estudios sociológicos

Al menos esa es la conclusión a la que han llegado científicos de la Universidad McGill en Montreal, y de la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, en un artículo publicado en la revista Journal Science, que nos llega vía Daily Digest News.

Twitter comienza a espiar las apps que descargas

Según este trabajo de investigación, no es que todos los metadatos provenientes de las redes sociales sean inservibles, sino que en realidad no se estudian correctamente. Por ejemplo, se sabe que la mayoría de los usuarios de la red Pinterest son mujeres entre los 25 y los 34 años, pero muchos datos que se extraen de esta red fotográfica luego se aplican a toda la población.

En otras ocasiones, los datos que los servicios de Internet ofrecen a los estadistas para que los estudien, están filtrados de forma interesada, bien por cuestiones de privacidad, o por limitaciones a la hora de recopilarlos, y por tanto están incompletos o sesgados, pero se toman como representativos de dicha red social.

Otro factor que rara vez se tiene en cuenta es la forma en que funciona la red social. Por ejemplo, la ausencia de un botón "No me gusta" en Facebook hace complicado extraer tendencias negativas de los datos de esta red. Y sin embargo, hay estudios que mezclan datos de todas las redes sociales sin pudor.

Finalmente, está el tema de los bots. La mayoría de las redes sociales tienen bots, es decir, programas que se hacen pasar por usuarios y emiten respuestan automáticas, retuitean, votan o marcan como favoritos, y otras acciones que desvirtúan los datos, pero que luego los estudios no son capaces de diferenciar, y así los bots cuentan como personas.

Hay estudios que afirman que pueden saber a qué partido votaría un usuario según sus tweets, con una precisión del 90%. Pero según el artículo en la práctica no aciertan ni en el 65% de las veces.

Es una conclusión interesante, y preocupante, porque hoy en día los estudios sociológicos de Internet y las redes sociales se usan en multimillonarias campañas publicitarias, e incluso a la hora de tomar decisiones políticas o empresariales que pueden afectar a millones de personas.