Europa sancionaría a Google, investigará políticas de USA

Europa sancionaría a Google, investigará políticas de USA

En el clima mundial actual alrededor de la seguridad de la información y la privacidad de la misma, los gobiernos de Europa están tomando posición y acción. El primer objetivo es Google, ya que la compañía se ha negado en repetidas ocasiones a anular cambios hechos en marzo de 2.012 a sus políticas de privacidad.

En Alemania, el Comisionado para la Protección de Datos y la Libertad de Información ha iniciado acción legal contra la compañía de Mountain View alrededor de los cambios que ésta ha hecho a sus políticas de privacidad. En una posición similar se encuentra el regulador de la privacidad en Francia; la Comisión Nacional Francesa para la Computación y la Libertad, anunció el jueves que ha dado a Google tres meses para responder a sus quejas, o de lo contrario la compañía se enfrentaría a acciones legales. Sería interesante conocer la posición de la comisión francesa en torno a la versión gala de PRISM.

Mientras tanto, la Audiencia Nacional de España y la Agencia Española de Protección de Datos han notificado también al gigante de la búsqueda que se someterá a sanciones si no accede a cumplir con las leyes españolas.

La preocupación general en Europa es que la forma en que están redactadas las políticas de privacidad de Google permiten que se entiendan de maneras muy vagas, lo que permite que la compañía tome decisiones poco deseables alrededor de la naturaleza, alcance y propósito del procesamiento de los datos que captura. Lo que los gobiernos solicitan es la definición de límites claros a las acciones que Google puede tomar con los datos de sus usuarios.

Por otro lado, el Parlamento Europeo demostró de manera vehemente su preocupación acerca de las actividades de la NSA y otras agencias norteamericanas en torno a la vigilancia de las comunicaciones, dado que dichas actividades pueden involucrar a ciudadanos europeos. Para convertir su preocupación en acciones, el Parlamento votó -483 a 98- en favor de una resolución para investigar las actividades de vigilancia norteamericana en Europa y generar antes de que termine el año un reporte sobre su impacto. Como medida preventiva, también se solicitó a los oficiales europeos que limiten los datos que suministran de manera voluntaria a las autoridades norteamericanas, incluyendo información sobre pasajeros de vuelos y registros bancarios.