¿Facebook vende datos de sus usuarios?

Bogomil Shopov, el blogero que compró datos de usuarios de Facebook

Pese al enorme éxito que han logrado las redes sociales, especialmente Facebook, en los últimos años, existe una creciente comunidad de usuarios que recelan sobre la idoneidad de subir datos personales a este tipo de servicios, especialmente por las dudas que suscitan sus condiciones legales. Y es que, en no pocos casos, lo que se deduce de ellas es que, si subes algo, pasa a ser de su propiedad o, al menos, estás autorizando a la empresa gestora del servicio a hacer con toda esa información a hacer, prácticamente, lo que le venga en gana. En esa línea va la denuncia del blogero búlgaro Bogomil Shopov, que afirma que ha comprado datos de usuarios de Facebook. Concretamente cinco dólares por una base de datos de un millón de usuarios.

La polémica saltó a la luz con la publicación en su blog de esta entrada (en inglés), en la que no sólo explicaba que había podido comprar datos de usuarios de Facebook, sino que lo ilustraba con una captura de pantalla de dicho listado, en el que se podían ver perfectamente casi 30 registros con nombre completo, email y url del perfil del usuario en Facebook. Bogomil Shopov "emborronó" parte de dicha información en la imagen pero, como puedes ver, se distingue perfectamente que son datos reales.

Datos de usuarios de Facebook comprados por Bogomil Shopov

En la información facilitada por Bogomil Shopov, así como en la captura de pantalla, no es posible deducir si los datos estaban sometidos a algún tipo de segmentación (edad, país, etcétera) o, por el contrario, era una lista "en bruto". En cualquier caso, el blogero afirma que intento acceder a algunos de los perfiles y que, en todos los casos, eran reales y estaban operativos.

Reacción de Facebook

Poco después de denunciar la venta de datos de usuarios de Facebook, el blogero afirma que recibió una comunicación por parte de la empresa, en la que le emplazaban a mantener una conversación telefónica para saber qué había ocurrido exactamente. Siempre según sus palabras, afirma que fue "invitado" a eliminar de su blog toda la información sobre este escándalo, y que la red social afirmó estar investigando qué había ocurrido. A ese respecto, Facebook solicitó su colaboración en la investigación del suceso, petición con la que Bogomil Shopov se mostró de acuerdo.

Facebook y las aplicaciones

Aunque en un primer momento, no son pocas las personas que apuntaron a que los datos los había vendido Facebook, todo apunta a que, en realidad, tras esa venta masiva de datos se encuentra alguna empresa que los ha obtenido mediante una aplicación (o varias) destinadas a tal fin. Cada vez que un usuario instala una aplicación en su cuenta, ésta le solicita permiso para acceder a ciertos datos de su perfil (algunas incluso para publicar contenido en su muro). Así, es posible crear una aplicación y, en caso de conseguir que muchos usuarios la instalen, utilizarla para obtener datos con los que comerciar más adelante. Por lo tanto, lo más recomendable antes de pulsar el botón Instalar o Autorizar de Facebook, lo más recomendable es revisar, detenidamente, qué estás permitiendo con esa operación.

En cualquier caso, está claro que esta venta de datos de usuarios de Facebook puede tener un resultado positivo, si finalmente sirve para que la red social mejore sus sistemas de seguridad y, también, para concienciar a los usuarios del riesgo de instalar aplicaciones sin revisar lo que están aceptando al hacerlo.