Francia cuenta con su propio sistema de espionaje PRISM

Francia cuenta con su propio sistema de espionaje PRISM

Según el prestigioso diario francés Le Monde, Estados Unidos no es el único país dedicado a espiar a sus conciudadanos con el sistema PRISM. El rotativo galo afirma que Francia cuenta con su propia red de sistemas capaz de extraer información privada de sus usuarios para utilizarla cuando sea necesario.

Más concretamente, las informaciones de Le Monde apuntan a que la Dirección General de Francia para la Seguridad Externa tiene un sistema similar a PRISM que ya habría captado y procesado los metadatos de billones y billones de comunicaciones entre las que se incluyen llamadas telefónicas, mensajes de texto, mensajes enviados y recibidos a través de redes de Internet e incluso faxes.

En principio la defensa que se hace frente a este tema es la posibilidad de seguir y capturar a posibles terroristas a través de sus teléfonos móviles o dispositivos multimedia, aunque según ha confirmado la Dirección General de Seguridad, estos datos se compartirían con otros servicios de inteligencia internacionales e incluso la policía, en caso de que la información fuera relevante para ambos y totalmente necesaria.

De esta forma los máximos mandatarios de la seguridad francesa se cubren las espaldas ante futuras quejas y protestas de los ciudadanos, alegando que este proceso se realiza por el bien y la seguridad del pueblo, aunque eso no convenza a la mayoría.

En definitiva, se espera que no se produzca un espionaje a gran escala y todos los ciudadanos estén bajo el ojo digital del país, aunque posiblemente los responsables en la seguridad francesa salgan a la palestra en los próximos días y expliquen con más detalle los matices de esta noticia. En cualquier caso, nunca se sabe si adoptarán la misma postura que la del Director de la NSA que apoyaba sistemas como el PRISM y que además animaba a llevar a cabo procesos como este en el futuro.

Si quieres saber más, aquí tienes todo lo que hemos publicado acerca de PRISM y el espionaje informático.

Foto: flickr de marsmet481