Francia cuestiona las políticas de privacidad de Google

cnil francia contra google

Los gobiernos europeos se encuentran en estos momentos en una lucha con Google y todo lo que tenga que ver con la protección de la privacidad de sus ciudadanos. Suecia fue pionera al prohibir la utilización de las apps de Google en la nube como Gmail y Google Drive en instituciones públicas.

Recientemente, diversos organismos encargados de velar por la privacidad informática le enviaron una misiva a Google pidiendo explicación acerca del funcionamiento de Google Glass. Ahora, se conocen las declaraciones de la agencia francesa encargada de la privacidad en las que le exige al gigante informático replantear sus políticas de privacidad. De lo contrario, tendrán que pagar, y mucho.

La Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) ha emitido un comunicado en el que encuentran fallas por parte de Google en el cumplimiento de la ley de informática y datos francesa, en los que el usuario no tiene control sobre sus datos y no conoce el uso que se pueda hacer de los mismos. La agencia de protección le reprocha a Google que no haya tomado medidas para mejorar algunas fallas, como el definir una duración de conservación de los datos de tipo personal que no exceda un tiempo prudencial. 

Desde hace más de un año, la compañía dueña del motor de búsquedas más utilizado en el mundo se encuentra en la mira del G29, la organización que agrupa a entes similares a la CNIL en Europa. 

A principios de este año, algunas naciones del continente han emprendido acciones legales contra el gigante informático, entre las que se cuentan España y Alemania, mientras que Italia y Gran Bretaña aún esperan algunas aclaraciones por parte de Google antes de proseguir con la demanda. 

Francia le ha dado un plazo de 3 meses a Google para ponerse en cintura con la ley de informática y libertades. Si la compañía no cumple lo establecido en ese plazo, deberán pagar una multa de 150.000 euros la primera vez y hasta 300.000 euros si prosiguen su inacción. Otras multas millonarias podrían seguir a estas sanciones.