Gmail ya permite descargar los emails y el calendario

Gmail ya permite descargar los emails y el calendario

Era una de las opciones más demandadas por los usuarios, y al fin la tenemos aquí.

Google anuncia en su blog oficial una nueva función de Gmail que nos permite descargar nuestros emails y nuestras citas del calendario, bien para archivarlos en un disco duro o memoria USB, o para usarlos con otros programas de correo.

La posibilidad de guardar nuestras citas de calendario ya está disponible para todo los usuarios, tal como hemos podido comprobar nosotros mismos:

Descargar calendario Gmail

Dentro de la sección Cuentas ahora hay una nueva opción en Descargar tus Datos. Aquí puedes elegir los productos de Google asociados a Gmail que quieres descargar, como Gdrive. Ya se han añadido los calendarios. Es posible descargar todos a la vez, o hacer una selección.

Las citas del calendario se descargan en formato iCalendar, que es compatible con la gran  mayoría del software basado en la creación de agendas, en donde se emplea este tipo de información.

La descarga de emails se irá extendido de forma más lenta. Google espera que todos los usuarios puedan disfrutar de ella en el plazo de un mes.

De manera similar a los calendarios, aparecerá una opción para bajarnos los correos. En este caso, podremos descargar emails individuales, o todos aquellos agrupados bajo una misma etiqueta.

Aprende a crear filtros y etiquetas en Gmail

Los correos se descargarán en formato MBOX, compatible con todos los gestores de correo más populares, como Microsoft Outlook 2001, Thunderbird o Apple Mail.

Las etiquetas también quedarán asociadas a los mensajes en formato CSV. De momento los gestores actuales no las leerán, pero cualquier programa podrá creer extensiones para reconocerlas.

Para no saturar el sistema, Google va a poner unos límites de descarga. Vamos a poder descargar mensajes tres veces al día, con un máximo de siete veces a la semana.

Sin duda, se trata de una noticia bienvenida para todos aquellos que quieran exportar sus emails de Gmail a gestores de correo offline, o que deseen almacenar dichos mensajes en un disco duro, para tenerlos siempre a mano en ordenadores sin conexión a Internet.