Google Books podrá escanear cualquier libro gratis

Google Books

Los escritores han puesto el grito en el cielo cuando el juez de Denny Chin de Manhattan ha dictaminado que Google Books no incumple ninguna ley al escanear libros en su plataforma.

La sentencia, que aún puede ser recurrida, permitiría que Google siguiese aumentando su biblioteca, ya que alegan que Google Books ayuda a encontrar libros difíciles de localizar de otra manera.

Todo comenzó cuando Authors Guild, una asociación de escritores norteamericanos, demandó a Google en 2005 por copiar digitalmente millones de libros para su biblioteca online sin contar con el permiso de los escritores.

¿Sabías que Google tuvo que retirar unas fotos por motivos de privacidad?

La asociación exigía 750 dólares por cada libro escaneado y Google estimaba que podría llegar a deber 3 millones de dólares a Authors Guild.

"Es una buena noticia para las bibliotecas y los investigadores, ya que reconoce el derecho de hacer que los libros estén disponibles públicamente" dijo James Grimmelmann, profesor de Derecho en la Universidad de Maryland, especializado en Propiedad Intelectual.

Denny Chin, juez del caso, manifestó que escanear los libros hace que sea más fácil para los estudiantes, profesores e investigadores acceder a los libros y que, además, respeta los derechos de los autores.

Alegó que Google Books ayudaría a aumentar las ventas en lugar de perjudicarlas.

Sin embargo, Paul Aiken, director ejecutivo de Authors Guild, manifestó que la asociación estaba muy decepcionada con la decisión del juez:

"Google ha realizado copias digitales sin autorizar de casi toda la literatura protegida por copyright y obtiene beneficio económico de estas obras" dijo "Esto sobrepasa con creces el límite de la legalidad y los derechos intelectuales".

Google empezó a crear esta biblioteca e introducir el nuevo Google Books en 2004, después de realizar un acuerdo con algunas de las bibliotecas más importantes del mundo como la de la Universidad de Harvard, de Oxford, Standford, California, Michigan y la Biblioteca Pública de Nueva York.

¿Qué os parece? ¿Creéis que ha sido una decisión justa?

Imagen: dTecnCom