Instagram le quita la cuenta para dársela a Andrés Iniesta

Instagram le quita la cuenta para dársela a Andrés Iniesta

"Mi nombre es Andrés Iniesta y mi único error ha sido tener el mismo nombre y apellido que un jugador de fútbol". Así empieza este usuario el relato de cómo Instagram le arrebató el control de su cuenta para dársela al Andrés Iniesta famoso. 

Todo empezó el pasado 15 de julio, cuando un diseñador residente en Madrid descubrió con desconcierto absoluto que su cuenta de Instagram había sido desactivada por infringir las condiciones de uso de la red social, según un aviso que se podía leer en la pantalla de inicio.

Después de la desagradable sorpresa, decidió leer con detenimiento los términos de uso, con el objetivo de intentar dar con la razón que había motivado su expulsión, y además trató de contactar a través de Twitter con dos cuentas de Instagram que podían dar soporte a los usuarios. Sin embargo, no obtuvo respuesta. 

Un amigo le explicó lo que podría estar sucediendo: quizá alguien quería robar su nombre de usuario, @ainiesta, y por eso le habían intentado hackear la cuenta. Unos días más tarde, otros contactos le avisaron también de que habían observado que el jugador de fútbol aparecía en la lista de personas seguidas, mientras que ellos no habían comenzado a seguirle.

Todo encajaba: le habían quitado su cuenta y su nombre de usuario estaba siendo utilizado por Andrés Iniesta, el jugador de fútbol. Volvió a contactar con Instagram, esta vez a través de Facebook, para que solucionasen el problema, pero continuó sin obtener respuesta.

Iker Casillas explota en Instagram

Desesperado, Andrés Iniesta, el diseñador de Madrid, escribió un artículo que corrió como la pólvora por Internet para denunciar lo sucedido y reclamar sus derechos.

Cinco horas después de publicar su queja, la cuenta fue restaurada, y Gabe Madway, Communications Manager de Instagram, le escribió personalmente para pedir disculpas por el malentendido. También contactó con él el jugador de fútbol para aclararle que no había tenido nada que ver con el problema. 

[Fuente: Artículo de Andrés Iniesta]