Insultar y fomentar la violencia en las redes tendrá cárcel

Insultar y hacer apología de la violencia y el odio en las redes tendrá penas de cárcel.

Tendemos a usar las redes sociales como una extensión de nuestras conversaciones cotidianas con amigos o compañeros de trabajo, olvidándonos de que hablamos ante una tribuna pública que tiene una repercusión mundial.

Decir una burrada entre amigos del tipo "¡Ojala les ponga una bomba a todos los políticos!" mientras estás tomándote un café en el bar no tiene mayor trascendencia, pero si la escribes en Twitter, puede acarrear consecuencias drásticas.

El problema es que cada vez es más complicado saber hasta dónde llega la libertad de expresión, y hasta cuándo un comentario en caliente es apología del odio o la violencia.

Si se confirma lo que publica hoy, en clave de rumor, El Confidencial Digital, este equilibrio se pondrá aún más en entredicho con una posible reforma del Código Penal que el PP propondrá en el Congreso.

Según fuentes del propio partido, la intención de Grupo Popular es endurecer las leyes que regulan los insultos en redes sociales como Facebook y Twitter, así como la apología del odio y la violencia.

Ya hay personas condenadas en España por fomentar la violencia contra los políticos y las mujeres o hacer apología del terrorismo, pero la intención es tipificar mejor estos delitos e incluir otros, como los insultos.

Los casos más graves incluso acarrearían penas de cárcel.

Redes sociales y violencia

 

Redes sociales y violencia

¿Conoces los delitos que puedes estar cometiendo en Twitter?

Según la misma información, se tipificarían diferentes escalas de gravedad, desde los insultos a la apología del odio, la violencia, el racismo o la xenofobia, y los más graves acarrearían penas de cárcel, aunque podrían sustituirse por fuertes multas.

Como consecuencia de la condena, el acusado no podría ejercer la enseñanza ni participar en labores educativas por un período de tiempo proporcional a la gravedad del delito, lo que implica que si eres profesor o o ejerces otra profesión en donde realices labores educativas, además de la pena de cárcel o la multa, podrías perder tu trabajo.

Todos estamos de acuerdo en que hay que frenar la apología del odio o la violencia extrema en Facebook o Twitter pero, ¿en que punto un insulto o un comentario violento deja de ser libertad de expresión para convertirse en delito?

[FuenteEl Confidencial Digital]