Lentitud del ADSL causa frustración al 43% de los españoles

La lentitud de la banda ancha genera frustración en el 43% de los españoles

¿Quién no se ha golpeado alguna vez contra las paredes porque se ha cortado la conexión Wi-Fi en mitad de una descarga crítica?

O no llega al rincón de la habitación en donde la necesitas.

O tardas horas en descargar una demo de un videojuego.

La lentitud de la banda ancha genera frustración en buena parte de los usuarios europeos.

Así lo refleja una encuesta panaeuropea llevada a cabo por la empresa especializada OnePoll, para el fabricante de modems y routers con WiFi, D-link. Más de 1500 empresas y usuarios de ADSL en España, Alemania, Italia, Francia y Reino Unido han sido preguntados sobre el rendimiento de su conexión a Internet.

Según los datos obtenidos, el 43% de los españoles sienten frustración por la lentitud de su ADSL. Sólo son superados por los italianos (48%):

Lentitud ADSL

Tal como se puede ver en la gráfica, hay otros problemas asociados al ADSL que preocupan a los europeos.

Por ejemplo, el 21% de los encuestados se frustran porque sus dispositivos móviles se agotan cuando hacen streaming.

El 27% sufre saturación cuando conecta varios dispositivos al mismo tiempo, como el smartphone o la consola, por ejemplo.

Hay otros problemas derivados de la lentitud de la banda ancha:

Lentitud ADSL

 

En la anterior imagen vemos que los problemas de velocidad afectan a distintas actividades. El 64% de los usuarios europeos se irritan porque sus webcams sufren ralentizaciones.

El 61% tiene limitaciones para trabajar desde casa.

El 56% no puede ver televisión en alta definición en streaming.

La mayoría de estos problemas no son culpa de la conexión en sí, sino del router inalámbrico.

Dos de cada tres usuarios europeos de banda ancha usan el mismo router que les entrega su operadora. Suele ser un modelo barato y poco potente, pensado para reducir costes.

Lentitud ADSL

 

La solución más obvia es cambiar el router de la operadora por otro especializado, más potente. No obstante, eso representa un desembolso monetario importante.

¿Prefieres aguantar con tu ADSL fallón, o merece la pena gastar un poco en un router más potente, a cambio de mejorar el rendimiento de tu banda ancha?