LinkedIn denunciada por el spam de sus invitaciones

LinkedIn

Todos hemos recibido una invitación de LinkedIn alguna vez.

En teoría, no hay ningún problema con esto porque el usuario da permiso a la red social para que acceda a su lista de contactos.

Sin embargo, la red profesional habría utilizado técnicas consideradas como spam.

Así lo ha dictaminado el Juzgado del Distrito Norte de California, en cuya sentencia la juez Lucy Koh declara lo siguiente:

Descubre nuestro tutorial de LinkedIn para principiantes con todo lo que necesitas saber.

"LinkedIn, operadora de una popular red social, ha violado diversas leyes estatales y federales al recopilar direcciones de correo electrónico de la lista de contactos de los demandantes y al enviar invitaciones repetidas y continuadas a esas direcciones".

LinkedIn sí que solicita al usuario permiso para acceder a la lista de contactos, pero en muchas ocasiones estas invitaciones se envían de forma casi automática (el aviso es difícil de encontrar) y, además, se envían de forma continuada.

Es decir, si la invitación no ha sido atendida el sistema la volverá a enviar una segunda vez a los pocos días y, si sigue sin ser respondida, lo volverá a hacer a la semana.

La única manera en la que podemos impedir que nuestros contactos reciban estos tres correos electrónicos es cancelando la invitación.

Sin embargo, esto debe hacerse de forma individual y, como es habitual en estos casos, la plataforma de social media hace que sea difícil encontrar la lista de invitaciones para el usuario medio, ya que hay que navegar por múltiples pestañas.

La juez ha dado la razón a ambas partes, aludiendo que LinkedIn sí que obtiene permiso del usuario, pero la reiteración de estos e-mails sí que se considera spam.