MaskMe permite navegar por la red sin comprometer datos

MaskMe, una protección online ideal

Más de una vez, hemos querido dar vuelta atrás y cambiar el momento en el que oprimíamos el botón para confirmar una compra o para suscribirnos a una lista de correo, o para compartir nuestro número de teléfono. Desde aquel fatídico momento, nos hemos visto bombardeados por correo basura, nuestra tarjeta de crédito se quedó sin saldo por una clonación perfectamente ejecutada y nos despertamos a altas horas de la noche sólo para recibir una llamada de un teleoperador.

MaskMe, el servicio más reciente de la compañía de seguridad norteamericana Abine, es una extensión gratuita tanto para navegadores Chrome y Firefox como para móviles iPhone y Android que brinda a los usuarios correos electrónicos, números de teléfono e incluso números de tarjetas de crédito desechables para evitar comprometer los datos reales con terceros que puedan tener intenciones poco santas para ellos.

Incluso, si un vendedor llega a ponerse demasiado pesado se puede descartar el correo electrónico sin ningún problema. Los creadores del servicio lo han definido como una forma de parar las suscripciones que siempre funciona.

La manera en la que funciona el sistema es muy sencilla: si no hay datos, nada puede perderse. Una buena lógica que se contrapone a las pérdidas sufridas esta semana por Apple y los datos de sus desarrolladores, junto a las descompensaciones económicas a nivel mundial que causan los ciberataques. Abine asegura que los datos verdaderos de los usuarios jamás se comparten con terceros sin que esto limite la navegación o las compras a través de diversos portales, garantizando que la información entregada a una compañía nunca se perderá, será compartida con terceros, vendida, robada o utilizada de una forma diferente a la original. ¿Un ejemplo de ello? Basta con recordar todo el escándalo generado por la existencia de PRISM

Si se desea acceder a más funciones; un número de tarjeta de crédito desechable que solamente tendrá disponible la cantidad para la compra seleccionada, el uso de este servicio en smartphones o la posibilidad de sincronizar las funciones entre el ordenador y los dispositivos móviles; los interesados deberán pagar 5 dólares mensuales. Una suma bastante pequeña si se continúan explorando las diversas facetas que ofrece este sistema. 

Es posible bloquear números individuales o llamar a alguien desde un número desechable: tales funciones están disponibles en su totalidad para iOS, pero aún falta implementarlas totalmente en el sistema operativo de Android. Android tampoco tiene disponibles por ahora números desechables de tarjetas de credito, aunque los creadores del sistema aseguran que todas las funciones estarán disponibles muy pronto para ambas plataformas.

Abine encripta toda la información real que recibe de sus usuarios con el nivel AES-256 de encriptación de datos y otros niveles de seguridad para información más sensible. Las contraseñas que genera el sistema para los servicios desechables también están encriptadas, de modo que una máquina no pueda adivinarlas, y los empleados de la compañía tampoco tienen acceso a las contraseñas o a la información del usuario. 

Una gran alternativa para estos tiempos que corren. ¿Te atreverías a probarla? Danos tu opinión al respecto.