Los metadatos en fotografía: ¿qué son los datos EXIF?

datos EXIF

Que si la visita a un parque de atracciones, que si la boda de tu prima en aquel pueblecito perdido de Alicante o las noches locas que se convierten en amaneceres esperando para comerte un bocata o una pizza. Cada día, momentos como los éstos y muchos otros son fotografiados y subidos instantáneamente a las redes sociales, compartidos por Whatsapp, Instragram, enviados por email o colgados en Flickr.

En todos los casos, estas fotografías contienen una serie de datos denominados EXIF, una especificación para formatos de archivos incluida tanto en las cámaras digitales como en los smarphones que pueden desvelar información de cada foto que quizá no te apetezca compartir.

Estos datos Exif o metadátos fotográficos recogen la información de cómo se ha procesado la fotografía; la cámara con la que se ha realizado la foto (marca, modelo, número de serie, versión de firmware), los parámetros del disparo (apertura de diafragma, sensibilidad, distancia focal, ajuste de blancos), modos del disparo (Av, Tv, Manual, con flash o sin flash, medición de luz), características de la foto (tamaño, espacio de color, fecha y hora), parámetros configurables en la cámara (nombre del propietario del cuerpo), información de geoposicionamiento, etc.

Las imágenes que compartimos a través de las redes van unidas a los datos EXIF, que contienen información como el modelo de cámara o de teléfono con el que se realizó la foto, la longitud, latitud y altitud del lugar exacto donde se hizo, la fecha y la hora, la velocidad de exposición e incluso el modelo de flash en caso de haberlo utilizado. 

Podríamos seguir hasta un listado de casi treinta metadatos EXIF (varían en función de la configuración del dispositivo con el que realicemos la instantánea).

Datos exif de las fotografíasAlgunos de los datos EXIF que almacena una fotografía

También es verdad que no todas las redes sociales gestionan este uso de datos por igual.

Facebook y Twitter, por ejemplo, limpian los datos EXIF contenidos en las fotografías que sus usuarios suben a Internet por defecto. Podríamos pensar que se trata de un gesto de cortesía por su parte.

Tal vez quieran proteger nuestra privacidad y no desvelar cierta información que consideran como una invasión a nuestra vida privada.

Las compañías ganan fortunas vendiendo tus datos personales

Algunos fotógrafos profesionales se han planteado este asunto y le han dado la vuelta. Probablemente lo que pretendan al eliminar estos datos EXIF de las fotos que subimos a sus redes sociales sea una manera de no dejar rastro y así evitar que demostremos que fuimos nosotros quienes tomamos la fotografía en cuestión.

De este modo los derechos de autor de la imagen podrían ser cuestionados y explotados, algo que no agrada a los creadores orginales.

Google Plus es la única red que guarda todos los metadatos de una fotografía, sin desperdiciar absolutamente ninguna información contenida en tus imágenes: fecha, tamaño, modelo de cámara y, por supuesto, ubicación donde fueron tomadas las fotografías.

Si crees que publicar imágenes en Internet puede suponer una violación de tu privacidad y te estás preocupando más de lo debido, tranquilidad, no todo son malas noticias.

Existen programas y aplicaciones que ofrecen la información de datos EXIF que contienen tus imágenes. No sólo eso, sino que pulsando un botón, podrás eliminar todos esos datos y descargar de nuevo la fotografía en tu dispositivo limpia de información personal.

Prueba a descargar gratuitamente el programa PhotoMe, con el que podrás visualizar y eliminar los datos EXIF de tus fotografías. Recomendado por fotógrafos profesionales.

Otra buena opción parta tratar este tipo de datos es utilizar el programa Easy Exif Delete, Entra en esta página web para descargarlo gratis (en inglés).

Con estas herramientas, te asegurarás de que nadie pueda saber dónde cenaste anoche o qué ciudad visitaste en tu última escapada. Eso sí, nadie te asegura que no puedan reconocer el lugar por la imagen.