Mi hijo practica el Ciberbaiting. ¿Qué hago?

El ciberbaiting es el acoso que los alumnos menores realizan a los profesores, usando las redes sociales. Si mi hijo practica el ciberbaiting... ¿Qué hago?

El Twitter de la Policía de Tres Cantos alerta hoy sobre la moda del ciberbaiting, que muchos menores practican en Internet.

Remite a un artículo publicado en el conocido blog de seguridad El Blog de Angelucho. El ciberbaiting es una actividad en alza que merece la pena conocer, para saber cómo afrontarla cuando un menor de nuestro entorno la practica.

Se trata de una variante del ciberbullying, pues es un tipo de acoso en la Red. Pero al contrario que éste, en donde menores acosan a otros menores (normalmente, conocidos o compañeros de clase), el ciberbaiting hace referencia al acoso que los alumnos llevan a cabo a los profesores.

La práctica consiste en humillar al profesor burlándose de él en clase, gastando bromas, armando jaleo, u otras prácticas que buscan ridiculizarle o sacarle de quicio. Sus reacciones se graban en móvil y después se suben a las redes sociales, en muchos casos resaltando sus defectos físicos o su reacción a las humillaciones.

Son actitudes graves porque muchos profesores han llegado a sufrir episodios de ansiedad y depresión debido a estas prácticas.

Por otro lado, aunque los alumnos se lo toman como una broma o un reto para ver quién ridiculiza más al profesor, el ciberbaiting conlleva atentados contra el honor, injurias, insultos, amenazas, e incluso agresiones, todos ellos delitos tipificados en el código penal, y por tanto los alumnos pueden ser denunciados a la policía, aunque sean menores.

Se amparan en el falso anonimato de Internet, pero como el ciberbaiting siempre sucede en el ámbito escolar, resulta sencillo identificar a los acosadores.

Descarga gratis el libro de seguridad en la Red X1Red+Segura

¿Qué hacer si descubrimos que nuestro hijo, o un conocido, practica el ciberbaiting?

Tal como explica El Blog de Angelucho, la solución es la misma que el ciberbullying: información, educación y concienciación. Los menores deben saber que este tipo de prácticas son dañinas, está mal llevarlas a cabo, y pueden acarrear consecuencias penales.

Es importante que tanto los padres como los colegios expliquen a los niños y jóvenes los diferentes tipos de acoso en la Red, tanto los que ellos sufren, como los que llevan a cabo, para que entiendan por qué son peligrosos, y por qué no deben ponerlos en práctica.

Sólo con la concienciación se reducirán este tipo de actitudes.