Skip to main content

Microsoft usa la nube para combatir el cáncer de mama

microsoft nube cáncer mama
user

28/04/2015 - 21:39

Una nueva edición de Global Azure Bootcamp, organizada por Microsoft, ha contribuido a la investigación contra el cáncer de mama. El evento, que se gesta como una jornada de formación tecnológica gratuita sobre la plataforma cloud de Microsoft, se ha llevado a cabo de forma simultánea en 183 localizaciones y 29 países en todo el mundo.

Durante la jornada, las oficinas de Microsoft se han convertido en un laboratorio distribuido a nivel mundial, en el que los asistentes han podido desplegar máquinas virtuales en Microsoft Azure y compartir los recursos de procesado disponibles en sus suscripciones de Azure para ayudar a analizar los datos necesarios para la investigación contra el cáncer de mama. En total, todo el trabajo de computación que se ha logrado en esta granja de cómputo global equivale a 23 años de análisis de datos en un solo ordenador.

Una chica se inventa un cáncer para hacerse famosa en redes sociales. Y lo consigue.

España, que logró reunir a cerca de 200 asistentes en las oficinas de Microsoft en Madrid, ha sido el segundo país del mundo, por detrás de India, que mayor capacidad de computación ha cedido para la investigación. Destacan la Universidad de Alcalá, la compañía Intelequia Software Solutions y la Fundación FRESS, que han ocupado los puestos 6, 9 y 10 del mundo, respectivamente, a la hora de ceder recursos.

Computación en la nube para la investigación contra el cáncer de mama

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. Se estima que el riesgo de padecerlo a lo largo de la vida es de, aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres. En España, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos cánceres de este tipo anualmente y es el segundo con mayor índice de  mortalidad.

Las estimaciones de costes en tratamientos directos e indirectos de esta enfermedad oscilan entre los 5 y 25 mil millones de dólares al año. Parte de este alto coste se debe a la alta variabilidad entre los diferentes tipos de células tumorales que existen y los desafíos relacionados con su identificación y caracterización, para que pueda aplicarse el tratamiento más adecuado.

Crean una vacuna contra el cáncer de pulmon y piel

En este sentido, el poder computacional que se ha logrado durante la Global Azure Bootcamp ayudará en la investigación que dirigen Richard D. Smith, Karin D. Rødland y Tao Liu desde la División de Ciencias Biológicas del Pacific Northwest National Laboratory (Richland, Washington), en colaboración con el Windber Research Institute y el Walter Reed Military Medical Center.

La investigación intenta descubrir cómo la proteína de suero de glicosilación del cuerpo responde a los subtipos de cáncer y cómo se altera la respuesta de la enfermedad, en base a las moléculas que se presentan en las superficies celulares del cáncer. Los resultados pueden llevar a encontrar nuevas terapias para tratar diferentes subtipos de este cáncer con los mínimos efectos secundarios.

Ver ahora: