Nadie lo sabe, pero Apple domina el mercado de la TV online

Nadie lo sabe, pero Apple domina el mercado de la tv online

Para muchos es claro que el espacio de la televisión online es una oportunidad de negocios enorme. Sin embargo el consenso es que la pelea por dicho espacio se dará en el futuro cercano; Apple parece no estar de acuerdo, y cuando tenemos en cuenta sus decisiones y productos pasados y actuales, emerge el cuadro de una estrategia al largo plazo que le da la ventaja a la compañía de Cupertino.

A pesar de que Steve Jobs y Tim Cook se han referido a la televisión online como un hobby, Apple parece habérselo tomado muy en serio. Pensemos por ejemplo en uno de los elementos principales del ecosistema: el dispositivo para hacer streaming del contenido hacia el televisor. En este momento, los datos indican que Apple tiene el 56% del mercado de dichos dispositivos con su Apple TV (13 millones de unidades vendidas en el primer trimestre de 2.013).  Ese 56% es mayor que la suma de todas las otras opciones combinadas, incluyendo al popular Roku (En el segundo lugar con el 21.5%), las ofertas de Western Digital, Boxee, TiVo y Google. 

La fortísima posición de Apple en el mercado de los dispositivos es apoyada por -y a su vez refuerza- la utilización de un desarrollo tecnológico en apariencia menor en medio de la oferta de Cupertino: AirPlay. A pesar de que la idea de AirPlay no es única, y existen métodos de la competencia que permiten compartir contenidos entre dispositivos de manera similar, la simplicidad en el uso de la propuesta de Apple es el factor diferenciador que ha hecho que sea la tecnología más adoptada en su categoría, lo que a su vez ha impulsado las ventas de Apple TV.

Completando el panorama se encuentra la ventajosísima posición de Apple en el mercado de las tablets. La mayor parte de los proveedores de contenido (Netflix, por ejemplo, que domina ampliamente el segmento), tienen apps específicamente diseñadas para iPad, que no requieren ningún tipo de configuración para conectarse a través de AirPlay al Apple TV, que hace streaming de los contenidos a la pantalla del televisor. Sencillo.

El único elemento que le falta a Apple para adueñarse del segmento es llegar a acuerdos con las cadenas de televisión y otros grandes proveedores de contenido. Últimamente se ha visto a la compañía de la manzana en diálogos con estas compañías, llegando a proponer esquemas para eliminar los anuncios de la televisión. Si Apple logra poner en su lugar esta última pieza del rompecabezas, con todo el trabajo que ha hecho en los últimos años alimentando su "hobby", tendrá todo listo para controlar la televisión online.