Skip to main content

Netflix triunfa como productora de series. ¿Una HBO online?

Netflix, el videoclub online que triunfa como productora de series

10/08/2013 - 23:16

Netflix, el mayor videoclub online del mundo, se ha estrenado este año como productora televisivaSus series House of Cards, Arrested Development  y Hemlock Grove han recibido 14 nominaciones a los Emmy, y sólo se pueden ver onlineAmazon también va a producir su propias series televisivas

Algo está cambiando en el mundo de la televisión. Es un cambio aún pequeño, pero revolucionario. Irreversible. Ya no es necesaria una productora o una cadena televisiva para crear una serie de televisión. Ya no es imprescindible que esa serie se retransmita por una canal televisivo para que sea un éxito. De hecho, puede existir sólo en Internet y aún así ser nominada a los Emmy, los mayores premios televisivos, en la categoría más prestigiosa, la de Mejor Serie Dramática. Netflix ha roto un tabú que ha durado más de 60 años. Las consecuencias son imprevisibles.

Si no conoces Netflix es porque las rígidas leyes audiovisuales españolas y el control de las sociedades de autores no ofrecen las condiciones necesarias para que Netflix se establezca en España, pese a que lo ha intentado en varias ocasiones. Pues se trata del mayor videoclub online del mundo. No es una frase hecha. Netflix es grande, muy grande. Tiene casi 37 millones de suscriptores en varios países de América, Reino Unido, Irlanda y países nórdicos. En 2012 obtuvo unos ingresos de 3610 millones de dólares. Con un catálogo de más de 100.000 películas y series, las ofrece en formato streaming en todo tipo de dispositivos. Este año se ha estrenado como productora de series, que ha retrasmitido únicamente en formato online por medio de suscripción. 

Netflix

Netflix nació en 1997 cuando uno de sus fundadores, Reed Hastings, tuvo que pagar 40 dólares porque se había retrasado en la devolución de Apollo 13 al videoclub. Estrenó un servicio de alquiler de películas a través del correo que no tenía plazos de devolución. El cliente diseña una lista de películas que quiere alquilar, y las recibe una a una por correo. Puede quedárselas el tiempo que quiera pero para obtener películas nuevas debe devolver, también por correo, alguna de las que tiene. En 1999 eliminó el pago por copia y adoptó un modelo de suscripción mensual. En 2005 ya disponía de más de 30.000 títulos y enviaba un millón de DVDs al día.

En 2007 había enviado por correo 1.000 millones de DVDs. Pero este sistema no se podía exportar a otros países por sus limitados servicios de correos, así que ese mismo año Netflix comenzó a ofrecer el alquiler de películas en streaming a través de Internet. 

La expansión online ha permitido a Netflix establecerse en Latinoamérica y algunos países de Europa, como Reino Unido o los países nórdicos. Se distribuye como un canal en streaming en Internet, en casi todos los televisores SmartTV, en las consolas Wii-U, PS3 y Xbox 360, y en servicios online como Amazon, Google Play y App Store, entre muchos otros.

En 2011 anuncíó que iba a producir series y películas originales que se verían a través de los mencionados dispositivos, mediante suscripción. Ya se han estrenado, con gran éxito, House of Cards, una nueva temporada de la genial serie cancelada por Fox Arrested Development, y Orange is the New Black. También la película de terror Hemlock Grove:

Hemlock

Para ponerse en perspectiva, no se trata de series de bajo presupuesto con actores desconocidos. House of Cards está dirigida David Fincher, director de La Red Social, y protagonizada por el oscarizado Kevin Spacey y la conocida Robin Wright, ambos nominados a los Emmys 2013 por esta serie, candidata a Mejor Serie Dramática.

Aunque no gane ningún premio, Netflix ya ha roto barreras porque sus creaciones han demostrado calidad, audiencia y reconocimiento de la propia industria, pese a que no han pasado por los canales tradicionales de televisión. La emisión online cobra cada vez más importancia, tanto a través de las suscripciones de pago, como las descargas gratuitas. Otras grandes compañías de Internet han visto la oportunidad. Amazon ha creado la productora Amazon Studios para producir sus propias series, votadas por sus clientes, que podrán verse en sus tablets Kindle Fire, o en cualquier ordenador. Ya ha confirmado las comedias Alpha House, escrita por el ganador del premio Pulitzer Garry Trudeau, y Betas. También hará  tres series infantiles: Annebots, Creative Galaxy y Tumbleaf.

Por desgracia, nuestro país permanece ajeno a esta revolución de los contenidos digitales, debido a las obsoletas leyes y el férreo control de las sociedades que gestionan los derechos. Tanto Netflix como Amazon llevan tiempo intentando estrenar su servicio de alquiler de películas en streaming, pero no ven las condiciones legales necesarias para rentabilizarlos. Bien lo sabe Youzee, que hace un año tuvo que despedir al 80% de su plantilla. Otras, como la sueca Voddler han tenido que sobrevivir a costa de reducir sus expectativas. Pero poco a poco, pequeñas compañías como Wuaki TV, comprada por la japonesa Rakuten, que acaba de abrir tienda online en España, consiguen sobrevivir gracias a los ingresos provenientes de sus canales en los televisores SmartTV. El propio Canal+ ha estrenado Yomvi, un sistema de distribución para ver su programación, a la hora que tu quieras, en SmartTVs, tablets, y smartphones. Servicios que también ofrecen los canales generalistas gratuitos, desde RTVE a Antena 3 o Tele 5. En septiembre se estrena Magine, otra propuesta de origen sueco que emitirá online varios canales gratuitos y de pago españoles.

Los hábitos de los consumidores están cambiando. El público joven, internauta, amante de las nuevas tecnologías, cada vez usa menos la televisión y más la tablet, el smartphone o la pantalla de ordenador... aunque sea para ver una serie de televisión. No acepta los horarios fijos o los cortes publicitarios de 20 minutos, y prefieren ver las series a su ritmo, a la hora que ellos quieran. Es lo que ofrecen Netflix o Amazon en el extranjero, y Wuaki TV, Yomvi o Magine en España.

Internet es ya un nuevo medio televisivo que acaba de nacer, pero que amenaza con romper el monopolio de las, a veces, anquilosadas productoras tradicionales.

Cuestión de tiempo...

Fuentes consultadas: Netflix.com, Wikipedia, Europa Press.

Ver ahora:

Te recomendamos