La NSA espió a jugadores de World of Warcraft desde 2007

La NSA espió a jugadores de World of Warcraft desde 2007

Siguiendo el ritmo de nuevas informaciones, surgidas a raíz de los documentos filtrados por el ex contratista de la NSA Edward Snowden, hoy sabemos que la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana ha estado monitoreando juegos en línea como World of Warcraft, Second Life, e incluso a jugadores que hicieran uso de Xbox Live.

Lo más llamativo del tema en cuestión es que en ocasiones se hizo uso de agentes encubiertos disfrazados de duendes o de orcos.

Desde 2007, la NSA espió a jugadores de World of Warcraft junto a su hermana inglesa, la agencia de espionaje británica el GCHQ. Ambas se han preocupado de vigilar todos los canales por los que los terroristas podrían ser capaces de planear en secreto ataques, recaudar fondos para su causa o simplemente comunicarse por medios no controlados.

Al parecer, y según lo revelado en los documentos, se sospecha que los terroristas utilizan los juegos en línea a raíz de una invitación para una reunión interna secreta aparecida en 2007.

Bajo este panorama, las agencias de espionaje se organizaron para vigilar a los jugadores de Xbox Live y se empezaron a desplegar agentes encubiertos tanto en World of Warcraft como en Second Life. A partir de ese momento la NSA comenzó a vincular la información recogida en WoW con los terroristas de la vida real y los traficantes de armas en 2008.

La NSA espió a jugadores de World of Warcraft desde 2007

aparte de que la NSA espiara a jugadores de World of Warcraft desde 2007, también se infiltraron agentes en el entonces popular juego Second Life, donde éstos intentaron recopilar información sobre el blanqueo de dinero.

Dado que el número de agentes encubiertos era tan alto, contando también con la participación de la CIA y el FBI, tenían que preocuparse de no entorpecerse mutuamente, ya que se persiguen los mismos y potenciales delincuentes.

No sólo pueden espiarte a través del World of Warcraft, si no también desde tu propio SmartTV

Blizzard Entertainment, la empresa creadora de World of Warcraft, negó la concesión de permiso para la NSA o el GCHQ para vigilar sus redes, mientras que tanto Microsoft como Linden Lab, el creador de Second Life, no han querido hacer comentarios.