Padres pueden exponer la privacidad de sus hijos en Facebook

Padres pueden exponer la privacidad de sus hijos en Facebook

Un equipo de investigadores de la New York University Polytechnic School of Engineering en EE.UU. y de la New York University Shanghai en China han llevado a cabo un estudio en el que se demuestra lo sencillo que resulta que los padres expongan la privacidad de sus hijos en las redes sociales sin darse cuenta.  

Los progenitores comparten mucha información acerca de sí mismos y de sus familias que puede ser recopilada por terceras personas y utilizada con fines maliciosos. Por este motivo, este equipo de científicos se marcó el objetivo de evaluar el nivel de riesgo al que los menores quedan expuestos.

Para abordar la investigación, los expertos analizaron los perfiles públicos de 2.400 usuarios adultos en Facebook de una ciudad de la Costa Este de EE.UU. con un software de reconocimiento facial que les permitiera identificar las caras y predecir la edad de los niños que aparecían en las fotos.

Consejos para una vuelta de vacaciones segura para los hijos

Mediante esta acción pudieron comprobar que 807 cuentas mostraban la imagen de un niño de forma pública. En todas ellas fueron capaces de identificar el apellido del menor, y en el 50% de los casos también pudieron averiguar el nombre del niño. 

En el siguiente paso de la investigación, el equipo cotejó los nombres que había conseguido en Facebook con los registros públicos de los votantes de la ciudad, lo que les permitió conocer la dirección de la vivienda de los padres (y, por tanto, también la del niño), así como la fecha de nacimiento y la afiliación política de los progenitores. 

Por otra parte, el grupo de expertos encuestó a 357 voluntarios para conocer las prácticas de los padres a la hora de compartir información de sus hijos en las redes sociales. De éstos, el 82% afirmó haber publicado una foto del niño en una ocasión como mínimo, el 77% había mencionado el nombre del menor y el 54% había compartido su fecha de nacimiento. 

"Al demostrar cuánta información se puede obtener de un niño a través de las actividades de los adultos en las redes sociales, esperamos estimular a los padres a tomar precauciones para minimizar la exposición de sus hijos", explica Kelvin Liu, integrante del grupo de investigación. 

Para mantener a salvo a los niños, es aconsejable que los padres revisen la configuración de la privacidad de sus perfiles de Facebook para limitar los usuarios que tienen acceso a las fotos y la información, que intenten no publicar imágenes de los menores que puedan avergonzarlos de algún modo y que eviten mencionar su nombre. 

[Fuente: Phys.org]