El Papa Francisco se apunta a los selfies

El Papa Francisco, participando en un selfie con un smartphone

Cuando Jorge Mario Bergogglio fue elegido Papa el pasado mes de marzo, y por tanto rector espiritual de más de 1.200 millones de católicos en todo el mundo, dejó claro que iba a imponer su sello personal incluso antes de ser presentado ante la sociedad. A la hora de elegir el nombre que usaría en su pontificado, decidió eliminar la numeración, más propia de los reyes, y hacerse llamar únicamente Papa Francisco.

En todos estos meses, el Papa Francisco ha roto numerosos convencionalismos, mostrándose cercano a la gente, rompiendo el protocolo y la distancia propia de su cargo, para hacer gala de su humanidad.

El pasado míercoles dio una muestra más de esta cercanía, al aceptar participar en un selfie con unos adolescentes, que no podían creerse que se estaban haciendo una foto en el smartphone con el Papa.

Un selfie ya es un término aceptado por el Diccionario Oxford de habla inglesa. Proviene de la palabra "self", que podría traducirse como "mismo", así que un selfie es hacerse una foto uno mismo con un smartphone. En este caso, no fue el Papa el que hizo la foto, pero sí participó activamente en ella, tal como se puede ver en la imagen de cabecera de esta noticia, publicada por L'Osservatore Romano.

En The Verge han localizado al periodista italiano que ha conseguido el selfie realizado por los adolescentes y lo ha publicado en su Twitter:

Selfie Papa Francisco

El curioso hecho tuvo lugar el pasado miércoles cuando, según publica la CNN, un grupo de 500 jóvenes de la diócesis de Piazenza-Bobbio visitó El Vaticano para mantener una audiencia privada con el Sumo Pontífice. El Papa les animó, como "artesanos del futuro", a "marchar hacia adelante, hacer ruido".

El propio Papa Francisco no es ajeno a las nuevas tecnologías, que ya implantó en El Vaticano hace años el Papa Juan Pablo II. El actual Pontífice tiene su propia cuenta de Twitter, y prácticamente todos los días publica un tweet en español.