El Papa Francisco otorgará indulgencias vía Twitter

El Papa Francisco otorgará indulgencias vía Twitter

La Iglesia Católica a través del Papa Francisco está demostrando de manera clara su interés en alcanzar a sus feligreses utilizando todos los medios a su alcance. La nueva iniciativa de la Iglesia es el otorgar perdón a los pecados de sus seguidores utilizando Twitter.

El año pasado, el Papa Benedicto XVI fue el primer pontífice en obtener una cuenta de usuario en Twitter, utilizándola para extender su pontificado a los usuarios de la red social, con especial énfasis en la juventud.

Hoy se ha anunciado que el Papa Francisco, en el marco de su visita a Brasil en el Festival Mundial de la Juventud, otorgará "indulgencias plenarias" a sus feligreses a través de su cuenta de Twitter.

Una indulgencia plenaria no es solamente el perdón a los pecados cometidos, sino que representa un acto especial que reduce el tiempo de permanencia en el purgatorio, e históricamente era otorgado sólo a aquellos feligreses que visitaran de manera personal al pontífice. En esta ocasión el privilegio se extiende también a las "visitas virtuales".

El privilegio está reservado para los creyentes que hayan confesado previamente sus pecados, obtenido perdón por parte de un sacerdote, y atendido a misa. Después de cumplir estas condiciones, los feligreses podrán seguir en vivo el evento del Papa en Brasil y obtener la indulgencia a través de Twitter.

Sin embargo, no se trata de una cuestión meramente protocolaria y tecnológica. Según palabras de Monseñor Claudio María Celli, presidente del Pontificio Consejo para la Comunicaciones Sociales, "No se obtiene una indulgencia como se pide un café a una máquina dispensadora. No es suficiente con ver una misa en línea o seguir al Papa Francisco a través del streaming en vivo en su iPad o conectándose a Pope2You.net. Esos son sólo aparatos. Lo que realmente cuenta es que el Tweet que el Papa va a enviar desde Brasil o las fotos del Día Mundial de la Juventud produzcan fruto espiritual verdadero en el corazón de la persona".

Sea cual sea el motivo, y el proceso, resulta interesante ver que la Iglesia Católica este demostrando un interés creciente en integrar nuevas tecnologías a la práctica de la fe.