Al parecer, Microsoft estaba pensando competir con Amazon

Al parecer, Microsoft estaba pensando competir con Amazon

Según reportes de Wall Street Journal, Microsoft realizó una inversión sustancial de recursos en torno a crear un sitio de comercio electrónico que seguiría el modelo ofrecido por amazon.com. El proyecto, con nombre en clave "Brazil", fue cerrado por la compañía sin que se tenga claro cuál fue el motivo.

Lo que sí es claro sin embargo, es que Microsoft avanzó tanto en el desarrollo del proyecto, que entabló conversaciones con potenciales asociados que suplirían los productos a la venta en el portal. Para atraerlos, el reporte indica que la compañía les presentó el modelo de "[...] un mercado, proponiendo equiparlo con múltiples vendedores, así como un carro de compras unificado y amplias opciones para el envío". Esa es una descripción que, si me preguntan, suena muy parecida a lo ofrecido por Amazon.

Sin embargo, y a pesar de las apariencias, Microsoft descarta una comparación directa con Amazon o con eBay. En un comunicado, la compañía sostiene que el proyecto fue una iniciativa de menor escala que pretendía encontrar "... un modelo de comercio más directo entre los clientes y las marcas y vendedores". A continuación, el gigante del software sostuvo que "El proyecto fue recientemente cancelado, pero continuamos comprometidos con encontrar maneras nuevas y diferentes para crear una aproximación más rica [...] para el comercio electrónico".

Fuentes cercanas a la iniciativa sostuvieron que el proyecto podría estar más cercano en concepto a Bing Shopping, una parte poco frecuentada y conocida del popular motor de búsqueda. Con un énfasis en el público canadiense, Bing Shopping (Que se ha conocido antes como MSN Shopping, Live Search Products y Windows Live Product Search) ofrece comparaciones de precios y rebajas para una gran variedad de productos.

Sea cual sea la verdad de las razones, lo cierto es que por lo pronto parece que no conoceremos un competidor directo de Amazon que provenga de Microsoft. Y es que una pelea de ese estilo, contra un rival del calibre de la compañía de Jeff Bezos no es algo en lo que pueda uno meterse a la ligera. Después de todo, todo el mundo quiere a Amazon.