PayPal quiere integrar las contraseñas en el cuerpo humano

Pay Pal integrará las contraseñas en el cuerpo humano

Integrar las contraseñas en el cuerpo humano es el próximo paso de PayPal. Los sistemas de identificación biométricos actuales como las huellas dactilares y el escaneo del iris, PayPal los ha dejado a un lado para ir un paso más allá.

Los ingenieros y desarrolladores de esta compañía trabajan para encontrar nuevas tecnologías que permitan que las contraseñas de los usuarios estén lo más seguras posible y así sean más difíciles de robar. En concreto, PayPal pretende que en un futuro estas contraseñas formen parte del cuerpo humano.

Una de las formas de hacerlo, consistirá en un tipo de identificación que irá dentro de dispositivos que podrán ser inyectados o ingeridos para poder hacer los pagos móviles y otras interacciones sensibles que ofrece el servicio PayPal.

Pay Pal contraseña integrada

Y es que ni siquiera los sistema de identificación biométricos han demostrado ser tan seguros como se preveía en un principio.

Según declaró el desarrollador de Pay Pal Jonathan Leblanc en la conferencia "Kill all Passwords": "La tecnología ha dado un gran salto adelante para estar verdaderamente integrada en el cuerpo humano, los sistemas biométricos están anticuados y no ofrecen la seguridad necesaria"

Según Leblanc, la identificación de personas por métodos como la identificación de huellas han quedado obsoletos, y ahora hay que dirigir las atenciones hacia las funciones internas del cuerpo, como los latidos del corazón y las venas, donde "dispositivos ingeridos o inyectados permitirán un identificación más segura y fiable del usuario"

Microsoft se centra en seguridad biométrica en Windows 10

Estos dispositivos futuros podrían incluir también implantes en el cerebro que aumenten la seguridad de la identidad del usuario, a través de sus hábitos o verificando su ubicación e incluso, sus conexiones neuronales. Los implantes cerebrales "podrían ser alimentados por el ácido del estómago que será el que recargue sus baterías".

Leblanc aseguró que "es el momento de cambiar los conceptos y los métodos habituales de verificación ya que no son seguros y  comprometen cada vez más la información de los usuarios en Internet".