Penas de cárcel a dos tuiteros, por amenazas machistas

Condenan a penas de cárcel a dos tuiteros por realizar amenazas a través de Twitter

¿Qué puede llevar a una persona a crear cinco cuentas de Twitter diferentes sólo para amenazar a otra por el diseño de un billete de diez libras?

¿Qué puede llevar a una mujer a amenazar a alguien que pide que haya más mujeres en los billetes de curso legal?

La psique humana es, a veces, miserable, retorcida e incomprensible.

Pero ese es un tema que dejaremos para los psicólogos. Ahora toca hablar de las repercusiones legales que pueden tener las amenazas en Twitter. Amenazas que pueden terminar con tus huesos en la cárcel. Al menos, en el Reino Unido.

Así les ha ocurrido a John Nimmo, de 25 años, e Isabella Sorley, de 23, que han sido condenados a 8 y 12 semanas de cárcel, respectivamente, por amenazar a Caroline Criado-Perez a través de Twitter.

Twitter aumenta la vigilancia para prevenir las amenazas

Criado-Perez es la promotora de una campaña en el Reino Unido para promover una mayor presencia femenina en los billetes de curso legal. Actualmente, sólo hay una mujer en ellos: la Reina de Inglaterra. El resto son hombres.

La campaña ha tenido una respuesta positiva por parte del gobierno británico: en 2017 se imprimirá un billete de 10 libras con el rostro de la escritora Jane Austen:

Penas de cárcel por amenazas en Twitter

Pero él exito de su iniciativa le ha costado un alto precio a Caroline Criado-Perez. Desde entonces, ha llegado a recibir hasta 50 tuits amenazantes por hora.

John Nimmo, el primero de los condenados, llegó a enviar 20 tuits con cinco cuentas diferentes, que incluian frases como te voy a violar, o te encontraré.

Isabella Sorley, condenada a 12 semanas de cárcel, envió 16 tuits amenazantes que también insinuaban violación y asesinato.

Amparadas en un falso anonimato, muchas personas utilizan las redes sociales para desahogarse. Pero las redes ni son anónimas ni están fuera de la ley. Es el mensaje que ha querido transmitir el juez con esta condena.

[Fuente: The Verge]