Skip to main content

¿Podrías ser un ciberdelincuente sin saberlo?

¿Podrías ser un ciberdelincuente sin saberlo?

16/10/2015 - 15:48

En esta conexión permanente en la que vivimos, en esta era tecnológica que ha cambiado nuestra manera de comunicarnos, nuestros intereses, nuestra forma de trabajar, ha traído también nuevos riesgos legales.

El problema es que, muchos de ellos, suceden sin que los usuarios seamos realmente conscientes de la repercusión real de nuestros actos tras la pantalla

¿Leer el WhatsApp de tu pareja? Pues depende de tu intención y de su sentido del humor, en el peor de los casos es un delito para el que ya existe un precedente. “Más de un año de prisión a una persona por espiar el WhatsApp de su pareja” señala Carlos Aldama, perito informático y director de Aldama Informática Legal. Es importante respetar la privacidad de nuestras parejas, un mal uso del teléfono movil podría convertirnos en ciberdelincuentes sin saberlo.

Hacerse pasar por otra persona puede tener graves consecuencias aunque esto suceda a través de las redes sociales. A menudo se dan casos de suplantación de identidad con el objetivo de difamar a alguien, “son delitos importantes que muchas veces la persona que los comete no tiene idea de su gravedad” asegura Aldama. ¡Cuidado con los perfiles falsos de Facebook o Twitter, emplearlos de manera ilícita podría involucrarnos en delitos importantes!

Así serán los delitos tecnológicos del futuro

Grabar sin consentimiento, amenazar o acosar a través de las redes sociales son delitos muy comunes pero también muy graves. Aunque no es tan frecuente ver sentencias contundentes para estos comportamientos, en estos asuntos depende la interpretación que cada uno haga. Lo que se puede entender como un inocente flirteo a través de WhatsApp, puede en realidad considerarse un delito de acoso con repercusiones legales serias. No debemos comportarnos a través de las redes sociales como no lo haríamos en persona, no tomarnos en serio estas reglas de juego podría suponer un comportamiento delictivo.

La sociedad está concienciada respecto de la pedofilia, también en Internet, pero muchas veces al descargar películas o canciones, descargamos también ficheros adjuntos de naturaleza pedófila y los compartimos sin saberlo. La justicia contempla un margen para todos aquellos que posean esta clase de materiales sin ser consciente de ello (esto se puede saber a través de un peritaje informático), pero el riesgo es muy elevado. Ser parte del circuito de pornografía infantil sin quererlo, incluso sin saberlo, no nos librará de ser ciberdelincuentes.

Los diez delitos informáticos más comunes en España

“La descarga de películas o música no es legal y, sin embargo, encontramos a muchos usuarios que, además de descargar este tipo de archivos, también los están compartiendo, sin saber que son los responsables de la distribución de material protegido dice Carlos Aldama.

La nueva era tecnológica trae consigo nuevos peligros y también nuevos delitos que cualquiera puede cometer sin siquiera ser consciente. La mejor recomendación es tener sentido común y extremar las precauciones. Aunque se hagan sin malas intenciones o incluso a modo de broma pueden suponer un problema importante. 

Ver ahora: