Qualcomm calienta la guerra entre el nuevo 4G LTE y el WiFi

Qualcomm calienta la guerra entre el nuevo 4G LTE y el WiFi | Foto: Shutterstock

La guerra entre el nuevo formato de conexión a Internet LTE y el WiFi convencional está calentándose. Qualcomm, creadora del 4G LTE-U y una de las empresas con más interés en que salga adelante, ha criticado la lentitud de WiFi Alliance. Es el consorcio encargado de comprobar si ambos métodos son totalmente compatibles.

La escalada de tensión se remonta a varios meses atrás. Varios test demostraron que el nuevo 4G LTE-U (LTE Unlicensed) crea interferencias menores en las conexiones WiFi. Esto ocurre al utilizar las frecuencias libres entre los 3,5 y los 5 GHz para conectarse a Internet, las mismas que el WiFi.

A raíz de estas sospechas, los desarrolladores de LTE-U y la WiFi Alliance se pusieron de acuerdo para realizar pruebas adicionales. El objetivo de éstas es comprobar cómo y hasta qué punto el nuevo LTE afecta a la velocidad y cobertura del WiFi. Sin embargo, según indica Qualcomm, los test se están retrasando demasiado.

Qualcomm es una de las principales compañías interesadas en el nuevo formato de conexiones inalámbricas. Se trata de uno de los principales fabricantes de componentes para móviles, como por ejemplo los procesadores Snapdragon. De determinarse que el LTE-U es incompatible con las redes WiFi, perderían parte del dinero invertido en esta tecnología.

Cómo compartir el 4G de tu móvil por WiFi en Android

El retraso se produce, según la WiFi Alliance, debido a la dificultad para validar los resultados de las pruebas. Sin embargo, preguntado al respecto, el presidente de Asuntos Gubernamentales de Qualcomm Dean Brenner ha declarado que “estamos decepcionados por los continuos retrasos en la finalización de las pruebas sobre LTE-U/WiFi con la WiFi Alliance, así como con las excusas presentadas por el consorcio en la última reunión.”

Los móviles 4G más vendidos en Amazon

Qualcomm señala de forma indirecta que la WiFi Alliance podría estar retrasando intencionadamente la autorización para que el 4G LTE-U opere en las mismas frecuencias que el WiFi. Esto dificulta que el nuevo formato de conexión inalámbrica llegue a finales de 2016, como se tenía previsto. Habrá que esperar para poder disfrutar de mayor velocidad de Internet móvil.

[Fuente: PCWorld