Qué es el behavioral targeting y cómo funcionan las cookies

publicidad cookies internet

Como muchos ya sabrán, una cookie no es más que información que un sitio web almacena en el navegador que estemos usando.

El propósito por el que se emplea esta mecánica es para que cuando nos identificamos en un sitio web con nuestro usuario y contraseña podamos acceder a todas las páginas del mismo manteniéndonos identificados y sin tener que introducir repetidamente la combinación usuario/contraseña.

Sin embargo, lo que a priori es un uso que facilita la vida al usuario puede convertirse en una verdadera maquinaria de hacer dinero por parte de compañías que venden la información sobre las páginas que visitamos a agencias de publicidad, para que puedan hacer análisis de datos de toda la información recopilada.

Es evidente que en este caso, y aunque no se nos identifique a los usuarios con nombre y apellidos, rastrear las páginas que vigilamos es cuanto menos ético (aunque recordemos que esto es Internet) y mucho más traficar con la información.

Si notas que cuando navegas la publicidad se adapta a contenidos relacionados con temáticas de webs que sueles visitar, se debe al llamado “behavioral targeting” o dicho en cristiano, mostrar anuncios basándose en el comportamiento de navegación del usuario.

publicidad internet

¿Cómo se consigue adaptar la publicidad a los hábitos de navegación del usuario? Cuando una página tiene una cookie de tercero y más adelante accedemos a otra web donde se encuentra otra cookie del mismo proveedor, lo que se consigue es que finalmente el proveedor acabe trazando un perfil sobre nosotros y cómo navegamos.

En nuestro navegador podemos elegir si aceptar o no las cookies. Averiguar el procedimiento es tan sencillo como buscar en google “desactivar cookies” seguido del nombre del navegador.

búsqueda cookies google

Por ejemplo, nosotros con Internet Explorer 11 hemos acudido a Herramientas/Opciones de Internet/pestaña Privacidad y entonces subimos el nivel de privacidad a lo más alto conseguimos precisamente el bloqueo de cookies.

bloquear cookies ie11

Otra buena práctica a tener en cuenta sería eliminar las cookies de forma regular en nuestro navegador.

No obstante, si deshabilitamos las cookies observaremos al navegar que podremos tener problemas como al hacer compras, guardando nuestro carrito. También puede ocurrir que la experiencia por lo general sea menos personalizada (al no guardarse información) de una vez para otra.

Pero si elegimos usar como hasta ahora las cookies, que sería la opción ideal para los no-paranoicos de la seguridad, tendremos que seguir conviviendo con servicios como Google AdSense, que ofrece ingresos a los que en su web empleen el servicio para que ellos coloquen publicidad, ya sea un gráfico estático o publicidad en forma interactiva.

Google ha sido muy permisivo con las cuentas que han introducido publicidad a diestro y siniestro y han confundido de todas las formas posibles al usuario con el único propósito de que pinchen en la publicidad. Ahora, la compañía de Mountain View está cerrando las páginas que siguen estas prácticas.

Además, parece también que Twitter se sumará al carro y empezará a mostrar publicidad según el perfil de usuario, empleando las cookies, como hacen ya Facebook o Amazon.