Skip to main content

Por qué es importante no compartir noticias falsas

Fake News

02/01/2017 - 10:42

Que el algoritmo de Google y el de Facebook no son capaces de distinguir una noticia falsa de una verdadera es un problema, y lo es para todos. No obstante, al final los que pagan los platos rotos son los que se creen esa información. Por eso, durante un par de días una noticia falsa publicada por el Washington Post sembró la incertidumbre en Estados Unidos.

La información aludía al hackeo de una central eléctrica en Vermont por parte de hackers rusos. Según rezaba en la noticia, se encontró malware en uno de los portátiles de la compañía eléctrica. Su procedencia: Rusia.

Sin embargo, a lo largo de las siguientes 24 horas, este medio de comunicación editó sucesivamente la información, maquillándola pero sin cambiar la fecha ni admitir manifiestamente el error. Mientras tanto, en Google y en Facebook, la noticia falsa corría imparable como la pólvora, sin que ninguna de las dos compañías reaccionara a tiempo.

En esta ocasión, la polémica es más sonada al tratarse de un medio bastante arraigado en Estados Unidos. El problema son las miles de noticias que circulan al día por las redes sociales y a las que muchas personas dan credibilidad, ¿hay que hacer algo para frenarlas? Parece que sí.

El alimento de las noticias falsas siempre suele ser un mínimo resquicio de credibilidad. Actualmente, con el resurgimiento de la guerra fría entre EEUU y Rusia, hay quien ve posible que este último país esté intentando librar una ciberguerra contra su archienemigo, especialmente a través del control de infraestructuras clave.

Lo importante es, en primer lugar, contrastar la información. No obstante, si proviene de un medio de comunicación consolidado, el lector es el último culpable. En caso de tratarse de información sensible para la seguridad nacional, esperar a que sea confirmada oficialmente o buscar más acerca del tema en otros medios de comunicación. Mientras se contrasta definitivamente y no, siempre es mejor no compartir la noticia.

Facebook Collections, una nueva herramienta para frenar la difusión de información falseada

Con todas estas precauciones, al final la audiencia sigue estando indefensa frente al tremendo potencial de los medios para difundir noticias falsas o sin contrastar. Por eso, antes que nada, se impone la asunción de responsabilidad por parte de los periodistas a la hora de contrastar la información, algo que siempre se ha dado por hecho pero que en la era del click parece no ser así.

La responsabilidad común, eso sí, es de todos. Hay que evitar difundir este tipo de noticias, ya que una vez se hagan virales, cualquiera puede acabar creyéndolas, provocando peligros cada vez más pronunciados. Sin ir más lejos, hay quien achaca la victoria de Trump al gran número de información contaminada que sus seguidores vertieron en Internet.

Ver ahora:

Te recomendamos