El ranking de malware más extendido en España nos deja en evidencia

Malware Injector.CDOU deja en evidencia a los usuarios españoles por su mala seguridad.

La firma española de seguridad ESET, conocida por sus antivirus NOD32, publica en tiempo real la lista del malware más extendido en España, a través de su servicio Virus Radar.

Esta semana llama la atención la escalada del malware Win32/Injector.CDOU, que se propaga a través del correo electrónico, en un fichero adjunto. Está asociado a una campaña de emails fraudulentos que se hacen pasar por Orange y Movistar, de la que hablamos hace unos días. Estos falsos emails ofrecen una supuesta factura en el email adjunto, que en realidad contiene el malware.

Usando este sistema, el software maligno Win32/Injector.CDOU ha conseguido escalar hasta la segunda posición del malware más extendido de España, siendo el protagonista de más del 5% de las infecciones detectadas por los antivirus de ESET, tal como puedes ver en este ranking:

Ranking de malware en España

Protege tu móvil del malware, virus y otros ataques

Una variante de expansión de este malware utiliza el phishing (hacerse pasar por una web legal) para introducirse en los ordenadores.

Tal como comenta Ontinet, que un malware como Win32/Injector.CDOU esté en la segunda posición del ranking, deja en evidencia a los usuarios españoles. Para que este software maligno se instale es necesario abrir el correo falso, leerlo, y luego abrir el fichero adjunto. Y en algunos casos, dichos correos incluso están en inglés.

Ignorar los ficheros adjuntos de correos sospechosos o no solicitados es una de las normas más básicas de seguridad, que se conoce desde hace años. Y aún así, el malware Win32/Injector.CDOU ha conseguido ser el segundo más instalado en España, a sólo una décima del primero.

Algo estamos haciendo muy mal cuando este tipo de malware basado en el correo electrónico tiene tanto éxito.

Como siempre, las normas para evitar este tipo de infecciones son sencillas de llevar a cabo, pero hay que concienciarse para ponerlas en práctica:

  • No abrir ficheros adjuntos de correos sospechosos o no solicitados
  • Instalar un antivirus actualizado y realizar chequeos de malware con software anti-malware una o dos veces por semana
  • Instalar un filtro de spam en el correo electrónico
  • Actualizar el software de seguridad todas las semanas, si no lo hace automáticamente

Son normas básicas que no cuesta demasiado implementar, y a cambio evitaremos el malware el espionaje, el robo de datos personales y de cuentas bancarias.

[Fuente: Ontinet]